REDACCIÓN
7 de junio de 2014 / 02:48 p.m.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se reunió hoy con el papa Francisco en el Vaticano durante 25 minutos y le entregó una estatuilla de la Virgen de Guadalupe y la camiseta de la Selección Mexicana de futbol autografiada.

Explicando que había notado que "estaba de moda", el mandatario le entregó la casaca del Tricolor que disputará el Mundial de Brasil firmada por los jugadores.

"Esto es para decirle que en México nos queremos poner la casaca", explicó el presidente a Francisco.