15 de julio de 2014 / 03:55 p.m.

Tras su participación en la Copa del Mundo de Brasil 2014, el silbante mexicano Marco Rodríguez regresó a tierras aztecas donde fue recibido por un puñado de personas.

'Chiquimarco', pitó la victoria 2-1 de Bélgica sobre Argelia, también el éxito de Uruguay 1-0 sobre el seleccionado italiano y la semifinal entre alemanes y brasileños en donde los europeos golearon 7-1.

Rodríguez se vio envuelto en la polémica en el partido entre italianos y uruguayos, donde Luis Suárez mordió al defensor Giorgio Chiellini. El nazareno azteca no reportó el mordisco del jugador charrúa.

Por otra parte, Marco, es el único silbante nacido en México que pita en tres Mundiales diferentes (Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014), además cuenta con siete partidos en Copas del Mundo.

REDACCIÓN