30 de noviembre de 2014 / 11:29 p.m.

Contra todos los pronósticos, los Rayados derrotaron 2-0 al Atlas para avanzar a la ronda semifinal donde enfrentarán al América.

Dorlan Pabón de tiro penal en el 30' y Cándido Ramírez en el 69' marcaron los goles que hicieron valer las declaraciones del técnico Carlos Barra, quien adelantó desde el jueves que el Monterrey avanzaría a la siguiente ronda.

Con el triunfo de Rayados, los dos equipos regiomontanos se instalaron en la etapa semifinal a un paso de disputar el clásico en una gran final.

Este domingo ante 45 mil 740 aficionados, Barra sorprendió a Humberto Suazo y Neri Cardozo en la banca y salir con Omar Arellano y Cándido Ramírez en el 11 titular.

En el segundo partido de liguilla de Barra como técnico, el Monterrey recobró la memoria y volvió a ofrecer un orden defensivo, una actitud y un deseo de pelear cada balón como en las primeras siete fechas del torneo.

El equipo regiomontano tuvo mayor tiempo la posesión del balón frente a un rival que pareció mostrar exceso de confianza luego de haber ganado 1-0 el partido de "ida".

Dorlan Pabon respondió a las expectativas generadas antes del partido y se convirtió en el líder ofensivo que fue durante toda la campaña.

"Y todo vuelve a la normalidad", se escuchó en la tribuna del Estadio Jalisco ante la incredulidad de los seguidores de un Atlas que suma 10 años sin llegar a una semifinal y 63 años sin ganar un campeonato.

LA HISTORIA

Rayados volverán a una ronda semifinal desde el Clausura 2013, cuando fueron eliminados por el América en la antesala de la serie por el campeonato.

Como lo señalaron los jugadores en la semana, Rayados demostró que es un equipo que sabe jugar liguillas, al dejar fuera al Atlas que había terminado tercero en la tabla con los mismos 31 puntos que América y Tigres.

El Monterrey generó las principales llegadas de peligro en la primera parte, incluyendo un remate por abajo de "La Pina" Arellano que se estrelló en la base del poste.

Dorlan en la primera parte y Arellano en la segunda fueron una pesadilla para Edgar Castillo por el corredor de la derecha, al encabezar los principales ataques del Monterrey.

Un tiro lejano de Dorlan en el amanecer del juego obligó a Federico Vilar a "escupir" el balón en la primera señal de que Rayados saldría a proponer al frente.

Jesús Zavala comenzó una jugada que Lucas Silva prolongó para Dorlan quien abanicó su intento de disparo en el 8'.

Un minuto después, Omar Arellano desbordó por la izquierda y tiró un centro que Pabón remató de aire para obligar a Vilar a estirarse para desviar a tiro de esquina.

En el 14' Dorlan llegó con velocidad por derecha y mandó un centro que no encontró rematador.

Pabón se abrió el espacio entre tres defensas en el 19' y abrió para Arellano quien tiró por abajo para estrellar el esférico en el poste.

Entre las pocas opciones de los Rojinegros, el atacante Nery Caballero tuvo un par de choques dentro del área que la gente reclamó como penal.

El primer gol cayó cuando Dorlan Pabón intentó abrirse espacio dentro del área y Luis Venegas cometió al recostarse dentro del área para un claro penal.

El colombiano ejecutó con potencia en el 30' para el 1-0 en lo que fue su décimo segundo gol del semestre.

En la parte complementarias hubo rechiflas de los aficionados hacia el Atlas por la poca creatividad mostrada al frente, que fueron "silenciadas" por cánticos de la barra "La Fiel".

Maikon Leite generó su primer arribo por la derecha hasta el minuto 55'.

Severo Meza se agregó al ataque por la izquierda y tiró un par de centros que generaron peligro.

Apenas unos segundos después de que Suazo entró a la cancha, vino la jugada del segundo gol.

Un pase filtrado por Lucas Silva dejó a Cándido Ramírez solo por el corredor de la izquierda; en lugar de centrar, Cándido disparó a primer palo para vencer a Vilar y marcar el 2-0.

Atlas intentó y encimó a Rayados sobre el final. Un tiro distante de Facundo Erpen obligó a Jonathan Orozco a desviar.

Todavía en el 81' Suazo y Dorlan encabezaron contragolpe, donde El Chupete se abrió el espacio de zurda y tiró por afuera.

Tras el silbatazo final los jugadores de Rayados festejaron mientras la gente despidió con un sonoro abucheo a los Rojinegros.

EL APUNTE

Los aficionados rindieron un homenaje póstumo a Roberto Gómez Bolaños con un minuto de aplausos.

LO LAMENTABLE

Seguidores de Rayados fueron agredidos en la tribuna en un incidente en el que participaron fanáticos del Atlas y la policía local.

EL APOYO

Contrario a lo que sucede en otros partidos de visitante, apenas unos 200 aficionados estuvieron en el área reservada para los seguidores de Rayados.

TOMÁS LÓPEZ