1 de octubre de 2014 / 03:48 p.m.

LeBron James se confesó en el día de medios de los Cavaliers de Cleveland y reveló que no tuvo que convencer a sus hijos para dejar Miami, pues al final fueron ellos quienes dieron el sí más importante en la negociación.

Los principales cuestionamientos de la prensa fueron en el sentido de qué papel había jugado su familia en la decisión de regresar a su "casa".

"No les expliqué nada, más bien ellos a mí. Les pregunté: ¿Qué les parece que 'papi' vuelva a casa a jugar? Ellos me dijeron "¿por casa te refieres a Cleveland?". Les dije que sí.

"Ok, ¿Y vas a jugar con Kyrie Irving?". Les dije que sí. Y ellos me dijeron: "¿Así que volveríamos a casa, a vivir en nuestra casa, volveríamos a nuestro antíguo colegio con nuestros antiguos amigos? Sí, les respondía. Y ellos: "Ok, pues puedes hacerlo". Y así fue todo", explicó James ante el asombro de los periodistas reunidos en la conferencia.

Al final, todo está claro, el deseo de LeBron sí era regresar a casa, pero fueron sus hijos quienes jugaron el papel más importante en esto.

REDACCIÓN