23 de marzo de 2014 / 08:00 p.m.

 

Eisner Loboa volvió a ser víctima de actos racistas, nuevamente en su casa y ante su afición. En el juego ante Cruz Azul el volante ofensivo colombiano recibió insultos discriminatorios por su tono de piel de un sector del estadio donde se encontraban aficionados del Cruz Azul.

El jugador aseguró que no se percató de los insultos pero de haberlo hecho habría dejado de jugar.

"Por ahí es la verdad yo creo que no escuché, no se escuchó mucho por ahí abajo yo creo que si hubiera escuchado hubiera tomado otra clase de determinación por ahí ya si se reitera es un caso un poco complicado

"Ya donde yo hubiera escuchado ya habría sido un caso diferente, se hubiera tenido que parar el juego, no iba a seguir jugando", comentó.

Esta es la tercera ocasión, las tres en el Estadio León, que a le toca a Loboa recibir insultos de corte racista pero está es la primera ocasión donde el club logra actuar para retira a los agresores.

"Sí. Ya habían pasado dos casos y ahora había que estar atentos .

"Yo creo que tampoco hay que pelear con la gente, gente que no saben manejar esa clase de situaciones, gente que no vienen al estadio si no a tratar de hacer las cosas mal", comentó.

Cuestionado por qué sería lo que él solicitaría a la Liga Mx para acabar con los actos racistas el jugador exigió que se actué con determinación

"Creo que somos seres humanos, creo que hay personas que saben, que entiende, que saben que nosotros somos parte del mundo y somos personas normales.

"Ya que tomen ( Liga Mx) determinaciones creo que de castigar a esas personas que van a los estadios a hacer esas cosas (Insultos racistas)", aseguró.

Sobre que opinión le merece los sujetos que lo insultaron, el 20 de los Panzas Verdes evitó la confrontación y aunque dijo entender que los aficionados pueden a desahogarse en el estadio no acepta el tipo de expresiones de las cuales fue víctima.

"Para mí son personas que no les veo ese humanismo. Son personas que no vienen a disfrutar un partido, vienen a discriminar, está bien que en ocasiones que se calientan y se llenan... bueno hay emoción, hay de todo pero otras calases de emoción.

"Tampoco ir a pelear con la gente es algo que uno tiene que evitar", finalizó.

FRANCISCO VELA