2 de abril de 2014 / 05:22 p.m.

El año pasado los Sultanes conquistaron el banderín de la Zona Norte y pelearon la serie final que perdieron en cinco partidos con los Tigres de Quintana Roo.

 

En una temporada en la que se festeja el 75 aniversario de la franquicia, los Sultanes reinician el camino en la Liga Mexicana de Beisbol al enfrentar este miércoles a las 19:35 horas a los Broncos de Reynosa.

El zurdo Marco Tovar fue anunciado para abrir el primer partido del año frente a los Broncos de Reynosa. Por los fronterizos lanzará el derecho norteamericano, Jeff Bennett.

El año pasado en el debut de Miguel Flores como manager en la pelota de verano, los Sultanes conquistaron el banderín de la Zona Norte y pelearon la serie final que perdieron en cinco partidos con los Tigres de Quintana Roo.

Miguel admitió que el compromiso es mayor ahora que se ha apuntalado al equipo en el pitcheo y el bateo.

"El año pasado estuvimos a tres victorias de lograr el campeonato, no se nos pudo dar, el año pasado se trabajó para lograr el campeonato y es la misma mentalidad este año, vamos por todo desde el principio, estamos trabajando fuerte desde febrero para llegar al 100 por ciento", indicó Flores.

"Un año importante, 75 años de aniversario del Club Sultanes, imagínate celebrarlo con un campeonato, sería muy bonito... me hace recordar los 400 años, cuando fue el aniversario de Monterrey nos tocó un campeonato con ese festejo de la ciudad y bueno, ahora es aniversario de Sultanes, qué mejor que culminar la temporada con un campeonato".

Flores dijo ayer que tenía la duda de poder contar con Heber Gómez en las paradas cortasm debido a que el veracruzano traía una molestia física.

Sultanes renovó su rotación de abridores al mantenerse sólo Marco Carillo de los cinco del año anterior. Ahora están los zurdos, Tovar, Alejandro Armenta y Oscar Rivera, además del dominicano Frankie de la Cruz.

A la defensiva se contará con la experiencia en la receptoría de Humberto Cota y Adán Muñoz, además de que en el line-up se agregaron Chris Roberson desde el primer día, y Cory Aldridge.

El presidente adjunto del club, Roberto Magdaleno Ramírez, reconoció que el compromiso crece este año por tratarse de una celebración importante para la organización.

"Estamos preparados, estamos motivados, muy ilusionados con esta nueva temporada, y bueno aquí es concientizarnos a que para lograr el éxito tenemos que trabajar en forma adecuada, entonces afortunadamente hay esa armonía, hay ese ambiente en el equipo, hay calidad", indicó Magdaleno Ramírez.

"Creo que Miguel demostró al año pasado, él como jugador siempre fue un líder, un jugador de carácter, un ejemplo, entonces creo él lo plasmó ya como manager, como líder del equipo, plasmó esas características y afortunadamente los jugadores entendieron su filosofía y caminaron muy bien".

El directivo rechazó que el año pasado haya sido una sorpresa haber llegado a la gran final a pesar de tratarse de la primera experiencia de Miguel Flores como manager.

Añadió que el Monterrey trabaja cada temporada para tener un equipo contendiente al título y ahora la expectativa es mayor, sobre todo por la manera en que han apuntalado el orden al bate y el cuerpo de lanzadores.

El año anterior Sultanes rebasó la cifra de los 600 mil aficionados. Esta temporada la fiesta comienza desde el primer juego del calendario.

TOMÁS LÓPEZ