6 de febrero de 2013 / 04:05 a.m.

En ellos "hay toda una intrahistoria de la sociedad del siglo XIX a partir de los ojos del escritor", afirma Juan Casamayor.

 

México • Los especialistas en el cuento hablan de un triángulo de escritores, en distintas lenguas, que construyen al género en su totalidad: Edgar Allan Poe, Guy de Maupassant y Anton Chejov. Quizá de ahí el interés de la editorial española Página de Espuma por traerlos en su totalidad al español: ya lo hizo con el primero, está en el lanzamiento del segundo y apuesta por, en un futuro no muy lejano, traer al tercero.

En ese contexto se anuncia el lanzamiento de los Cuentos completos de Maupassant: son más de 300 relatos, con algunos textos añadidos, la mayoría de ellos ya publicados en diferentes títulos y selecciones, pero hacía falta una reunión completa que si bien ya se había intentado durante la primera mitad del siglo XX, nunca llegó a ser tal, ya sea por la censura existente en aquellos años en España o por la dificultad para llegar a ciertas historias hasta ahora recuperadas.

Apenas un ejemplo de la importancia del esfuerzo desarrollado desde la editorial Páginas de Espuma, donde su director, Juan Casamayor, sigue en su empeño por llevar al español a los referentes del cuento universal, no solo en lengua castellana: ya lo hizo con Edgar Allan Poe y completo su trabajo con Guy de Maupassant y tiene en el horizonte a Anton Chejov, con lo cual construiría el triunvirato del relato corto en cualquier lengua, explica vía telefónica desde España el editor.

“Lo primero que se hace con la edición es buscar una unificación de criterios, respaldada por un traductor como Mauro Armiño, quien conoce y reconoce muy bien la época de Maupassant, por lo que era fundamental darle a todo el corpus de uno de los maestros del cuento moderno, un traductor y un especialista en su materia.”

Al lograr que uno de los mejores traductores se hiciera cargo del trabajo, para la editorial, sólo quedaba entre manos hacer una edición que recogiera todos los cuentos, incluso aquellos que andaban dispersos o los que nunca se habían traducido.

Visitante de una época

De ahí el número de relatos reunidos, entre ellos unos anexos finales en donde se encuentran unos textos híbridos que están entre la ficción y la no ficción. Así, el lector, por vez primera no va a tener unos cuentos reunidos, ni una antología de lo mejor de Maupassant, ni siquiera una elección temática, sino va a tener todos los cuentos, muy bien iluminados con un prólogo extenso, con amplios anexos donde hay un conjunto de sinopsis y resúmenes de cada cuento, incluso las películas que se han basado en esos cuentos: es la edición total y definitiva para tener a uno de los clásicos.

“Si por algo destaca Maupassant y por algo entraña su dificultad a la hora de abordar una buena traducción, es que era un escritor atento a todo lo que pasaba: estaba atento a la tertulia en un café, estaba atento a los paseos que hacía la sociedad en los grandes bulevares parisinos; era un escritor de su época y un hombre de acción. Hay toda una intrahistoria de la sociedad del siglo XIX a partir de los ojos del escritor.”

“Los cuentos de Maupassant están protagonizados por historias de amor terribles, por mujeres malvadas, por adulterios… todo ese mundo de relaciones, a veces familiares o de pareja, pero que no dejaban de trascender a la mirada de un escritor, con unas pesquisas psicológicas en sus personajes importantes, con un retrato social importante y, por tanto, como un testigo de la época.”

Desde la perspectiva de Juan Casamayor, el gran eje de la cuentística de Maupassant es ser la bisagra perfecta entre lo que él hereda y la puerta que abre al cuento moderno: su actitud como escritor no se queda en el membrete de novelista, sino que él también tuvo una forma de vivir con todos esos textos que publicó.

“El eje que vertebra la obra de Maupassant es la de un cuentista en el sentido moderno de cuentista: no era un simple acumulador de cuentos, era un autor de cuentos y de libros de cuentos, por lo tanto abre al género a nuevos espacios.”

Cuentos completos de Maupassant aparece en dos tomos, los cuales apuestan por la calidad de la edición y la traducción, porque en la actualidad pocos especialistas como Mauro Armiño podrían darle contexto y calidad interpretativa a esa obra.

JESÚS ALEJO SANTIAGO