20 de junio de 2014 / 02:04 p.m.

Los aficionados uruguayos hicieron fiesta ayer en todo el país charrúa, tras la victoria sobre Inglaterra, pero en especial en la frontera de Río Grande do Sul, donde reapareció el famoso "Fantasma de 1950".

Y es que un hincha uruguayo se disfrazó como fantasma de color celeste, con la Copa del Mundo en la mano, simulando lo que ocurrió en aquel Mundial del 50, cuando Uruguay venció a la Verdeamarelha con el famoso "Maracanazo".

Ni el frío de 13 grados que se dejó sentir en la llamada "Frontera de la Paz", entre las ciudades Santana y Rivera, donde hubo pantallas gigantes para que los lugareños pudieran ver el encuentro en que los charrúas vencieron 2-1 a los ingleses, con dos anotaciones de Luis Suárez.

La distancia de más de mil 200 kilómetros entre esta frontera y Sao Paulo no fue ningún problema, donde predominaron los colores azul y blanco por todos lados, mientras que del lado brasileño lo que impera son los verdeamerelhos.

REDACCIÓN