25 de enero de 2014 / 06:38 p.m.

Francisco González Pinedo, miembro del Consejo Directivo de la Federación Mexicana de Taekwondo, comentó que la responsabilidad en la seguridad de servicios de salud es compartida y no deben realizarse competencias si no hay garantías.

"Según lo que me informaron acerca de lo ocurrido a través de los maestros, es que efectivamente, cuando se desarrolla un evento de este tipo, sea selectivo estatal, regional, campeonato nacional, las partes involucradas son responsables, porque si esto es un proceso de Olimpiada y es avalado por la Asociación estatal a cargo de José Antonio González y es supervisada por el director del Deporte en el Estado, Javier Díaz González, entonces debe tener todas las garantías", comentó.

"Si yo no cuento con ese servicio médico, no puedo llevar a cabo una competencia".Agregó que en toda eliminatoria municipal de cualquier deporte, debe contar con las garantías necesarias para poder celebrarse.

En este caso, explicó, la autoridad técnica en la entidad es la Asociación Estatal de Taekwondo, que debe verificar que los jueces estén capacitados, que haya marcadores electrónicos y todo lo que es la logística. El responsable de proveer al evento es el Inedec, sobre todo en una competencia de la Olimpiada Nacional, donde se tiene el recurso que proporciona la Conade para aplicarlo.

"También me he enterado de que no les pagaron a los árbitros, que les van a pagar hasta la etapa estatal y eso no puede ser, porque si se tiene un recurso para hacer etapas municipales, aunque los organizadores se hayan puesto de acuerdo con el municipio, debieron analizar las necesidades y proveer lo necesario para el desarrollo de la competencia".

"Yo entiendo que tratan de minimizar costos, aún cuando meten a los competidores en malos hoteles y dan un box lunch malo"."Desde mi punto de vista, aquí las tres partes involucradas tienen parte de la culpa, por un lado el Inedec al no enviar a un supervisor para llevar a cabo una etapa municipal de la Olimpiada, el municipio que debe proveer lo necesario en la logística y la Asociación de Taekwondo de Coahuila por no señalar la falta del servicio médico. Además, sólo hubo una convocatoria que se dio a conocer dos semanas antes de la fecha de la competencia, el Instituto presionó a la Asociación Estatal para que hiciera rápido los municipales y la etapa estatal, ya que debían entregar la papelería a la Conade y hacer el proceso de inscripción. Yo creo que eso está mal, porque todo debió haberse planeado desde diciembre pasado, inclusive hacer en la primera semana de enero todas las eliminatorias necesarias", dijo.

"Yo entiendo que tratan de minimizar costos y se vale, porque llevar al estatal a 400 ó 500 atletas está pesado, aún cuando meten a los competidores en malos hoteles y dan un box lunch malo. Pero esas son indicaciones que reciben en el Instituto", destacó.

REPONSABILIZA AL INEDEC

Por lo anterior, insistió en que las responsabilidades recaen en el Inedec por no darle seguimiento a la prioridad de tener un servicio de primeros auxilios.

"El profesor Villavicencio, por lo que platiqué con él, como responsable técnico del evento, llevó a un conocido que es médico y bueno al joven le dieron los servicios de primeros auxilios y posteriormente se canalizó a la clínica donde le brindan servicio médico, sea el IMSS, ISSSTE o cualquier otra dependencia médica, pero debió estar físicamente en el lugar el paramédico, a la vista de todos los padres de familia y sobre eso trabajar".

González Pinedo señaló que la Federación Mexicana de Taekwondo ve mal situaciones como esta, lo ve como una falta de organización de las tres partes.

"El padre de familia con justa razón levanta un escrito, se lo da a la Asociación Estatal y debe asumir su responsabilidad con quien sea. En el caso de las Federación, si el competidor está en una escuela debidamente constituida y afiliada, donde se tiene el pago de un SIRED o un RUF (Registro Único de la Federación), tiene derecho a un reembolso médico de 25 mil pesos, porque es un evento municipal".

COMPETIDOR QUIZÁ NO ESTABA PREPARADO

Por otro lado, observó que se debe también tomar en consideración algo más, porque el joven atleta quizá no estaba preparado para el alto nivel.

"Hay quienes empiezan a hacer su primer torneo y esto no es para foguearse, es para buscar un boleto en el Estado, posteriormente en un Regional y después en el Nacional. Eso habla de lo compleja que es la preparación, pero si uno se alista desde dos semanas antes y como cinta negra va a participar por invitación de su maestro, entonces es bajo la responsabilidad del competidor también".

"A las eliminatorias se supone que van los más preparados para contender en un evento de primer y luego por lógica se deben tener los servicios de primeros auxilios, los cuales tengo entendido sí se le brindaron al joven noqueado y luego tardó en llegar la ambulancia, pero eso ya sale de las manos del organizador, pero como fue un torneo gratuito donde no se cobró, pues entró mucha gente y para mi gusto algunos mal preparados técnicamente y se ponen en riesgo porque al avanzar de etapa la exigencia es mayor", apuntó.

CARLOS HERNÁNDEZ CASTREJÓN