3 de enero de 2013 / 11:10 p.m.

Las piezas de estilo barroco que pertenecen a los siglos XVII y XVIII, serán exhibidas por primera vez en "Palacio Cantón" tras ser intervenidos.

 Yucatán • El minucioso proceso de restauración al que serán sometidos más de 250 fragmentos de retablo, nichos, ornamentos y esculturas dañados durante la Revolución Mexicana tiene como fin integrarlos a la nueva colección en el Museo regional de Antropología de Yucatán "Palacio Cantón".

A través de un comunicado, la restauradora Giovana Jaspersen, responsable del proyecto, explica que se evalúan de manera preliminar los fragmentos para "determinar cuál corresponde con cuál, conocer su estado de conservación y saber qué partes tienen potencial para ser incluidas" la nueva colección en Yucatán.

Las piezas de estilo barroco que pertenecen a los siglos XVII y XVIII, serán exhibidas por primera vez en "Palacio Cantón" tras ser restauradas. Además de que se realizará una investigación histórica para identificar su procedencia.

La reparación es debido a que en "1915 hubo una fuerte destrucción en la Catedral de Mérida debido al conflicto entre la Iglesia y los revolucionarios", recordó la especialista del Centro INAH en la entidad.

La restauradora del Instituto refirió que por ser característicos de la época barroca, parte de los vestigios poseen decoraciones en hoja de oro, y que específicamente en Yucatán, es más sobrio y juega más con los fondos lisos policromados.

Parte de las acciones que se prevén está por "comenzar a evaluar la porción del acervo que va a formar parte del guión, estas piezas recibirán un proceso de restauración completo y el resto se van a registrar e inventariar, y finalmente se depositarán en la bodega del Museo Regional de Antropología de Yucatán Palacio Cantón", indicó Jaspersen.

"Por el momento no podemos asegurar si vamos a armar algo o no, sabemos que hay elementos de los que hay un mayor número de piezas, por ejemplo de un altar tenemos 38 fragmentos (sin contar las columnas), sin embargo, no podemos estar seguros que se trata de uno o dos con características muy similares.

"En cuanto a la exhibición de las piezas, lo que en realidad nos interesa es mostrar las dos historias: la relativa al arte en madera del periodo virreinal, y otra sobre el devenir de los objetos mismos y la destrucción de la que fueron objeto hace casi cien años", concluyó la especialista del INAH.

Redacción