30 de noviembre de 2014 / 05:42 a.m.

Los 76ers impusieron ya su primer récord indeseable en el comienzo de esta campaña, y muy pronto podrían establecer otras marcas. Sin embargo, prefieren enfocarse en las metas de largo plazo.

Tyson Chandler acumuló 20 puntos y 13 rebotes para que los Mavericks de Dallas vencieran el sábado 110-103 a Filadelfia, que rompió una marca de la franquicia al sufrir su 16ta derrota consecutiva en el inicio de una temporada.

Michael Carter-Williams se anotó un "triple doble", con 18 puntos, 16 asistencias y 10 rebotes por los 76ers, que en la temporada 1972-73 arrancaron con una foja de 0-15 e impusieron un récord de la NBA, con el peor registro en una campaña de 82 encuentros (9-73).

Filadelfia es ya el quinto equipo en la historia de la liga que empieza una campaña con 16 tropiezos en fila. Se unió a los Clippers de 1994-95 (0-16) y de 1988-99 (0-17), así como al Heat de 1988-89 (0-17), y a los Nets de 2009-10 (0-18).

"Estoy bien. No quiero que los chicos se preocupen por ningún récord", aseguró el entrenador de los 76ers, Brett Brown. "Simplemente tenemos que mantener unido al equipo y salir adelante. Siento mucho respeto por este grupo, porque no ha permitido que su moral se quiebre".

Filadelfia, con un plantel repleto de selecciones colegiales y jugadores jóvenes que ni siquiera fueron reclutados en el "draft", trata de irse construyendo para el futuro. De los 12 jugadores utilizados por Brown contra Dallas, sólo Luc Mbah a Moute tiene más de dos años de experiencia en la NBA.

"Estamos descorazonados por no haber ganado", comentó Brown. "Pero en el fondo siento que sabemos que algo comienza a funcionar y eso me gusta. Creo que ellos obtendrán la recompensa por el trabajo que están realizando. Espero que más pronto que tarde, su esfuerzo sea valorado".

Filadelfia buscará de nuevo su primer triunfo el lunes, cuando recibe a los Spurs, campeones defensores de la NBA. Si caen ante San Antonio, los 76ers podrían igualar el récord de derrotas en el comienzo de una temporada el miércoles en Minnesota, y podrían romper la marca el viernes, cuando reciben a Oklahoma City.

Por los Mavs, el puertorriqueño José Juan Barea sumó siete puntos, cuatro rebotes, tres asistencias y cuatro faltas en 23:05 minutos. El dominicano-estadounidense Charlie Villanueva jugó 8:55 minutos, con 11 unidades, un rebote, una asistencia y tres faltas.

También el sábado, Kevin Love logró su mejor estadística de la campaña, con 28 puntos, mientras que Kyrie Irving anotó 24 y los Cavaliers de Cleveland doblegaron 109-97 a los Pacers de Indiana.

LeBron James agregó 19 unidades y Cleveland hilvanó su tercera victoria consecutiva luego de perder cuatro en fila, para colocar su foja en 8-7. Los Cavs han ganado esos tres encuentros por un promedio de 23,3 puntos.

Love, quien llegó al partido promediando 16,5 puntos, anotó 16 en el primer periodo. Atinó sus primeros cinco disparos, incluidos dos triples.

En tiros de campo, Love acertó nueve de 13. Capturó 10 rebotes.

Irving añadió 10 balones atrapados ante los tableros, su mejor cifra de la campaña, y repartió cinco asistencias.

Los Cavs tomaron una ventaja de 52-49 en el primer periodo, pero los Pacers se acercaron a 52-49 en el intermedio. Cleveland recuperó el control en el tercer cuarto, en el que James anotó 11 unidades.

El astro de los Cavs sumó apenas ocho unidades en la primera mitad.

La diferencia se estiró incluso a 20 unidades en el último periodo.

Por los Pacers, el argentino Luis Scola tuvo una participación de 14:27 minutos, con 10 puntos, cinco rebotes, tres asistencias y una falta.

En otros partidos, los Hawks de Atlanta apabullaron 105-75 a los Hornets de Charlotte, que sufrieron su novena derrota al hilo; los Wizards de Washington superaron 83-80 a los Pelicans de Nueva Orleáns.

Además, los Wizards de Washington superaron 83-80 a los Pelicans de Nueva Orleáns, y los Clippers de Los Ángeles arrollaron 112-96 al Jazz de Utah, y los Rockets de Houston doblegaron 117-103 a los Bucks de Milwaukee.

AP