26 de mayo de 2013 / 07:15 p.m.

Para Esteban Gutiérrez la carrera de Montecarlo fue un gran reto, pues arrancó del lugar 19, y aunque su meta era entrar a los puntos sabía que esa posibilidad era muy difícil.

En un complicado Gran Premio de Mónaco, sexta fecha del Campeonato del Mundo de Fórmula Uno 2013, el piloto mexicano cerró en la posición 13 tras haber partido seis puestos atrás en el trazado callejero del Principado.

Para el originario de Monterrey, México, esta sexta cita del campeonato regular en la presente temporada ha sido de remar contra corriente, aunque en todo momento trató de llevar a su Sauber hacia las primeras unidades.

Esteban mostró buen rendimiento desde la largada al colocarse P17 al final de la vuelta uno, entrar en el giro 12 en la P15 y en la vuelta 29 meterse a pits por un set fresco de neumáticos.

Pero apenas un giro después de su reincorporación al trazado vendría el choque de Massa, que provocaría el primer "safety car" de la carrera.

El trayecto de Mónaco vería luego una larga bandera roja tras ser chocado el venezolano Pastor Maldonado, justo en el Ecuador de la competencia. Esteban se quedaría con la décimo tercera posición con dos paradas en boxes.

De esta manera, el novato consideró que había pocas posibilidades de entrar al top-10, y ahora no queda más que ir pensando ya en la siguiente cita del campeonato, el Gran Premio de Canadá.

"Ha sido una carrera difícil. La primera aparición del auto de seguridad no encajó con nuestra estrategia, pero hemos tratado de obtener lo mejor de la situación. Tras largar del sitio 19 apenas podíamos esperar puntos, pero fue importante llevar el monoplaza sin daños hasta la meta", dijo Esteban.

Notimex