7 de octubre de 2014 / 02:14 a.m.

 

Esta semana se pone en marcha la segunda etapa de José Manuel de la Torre en el Guadalajara. El técnico que le dio al equipo su onceava estrella retorna al redíl para salvar al Rebaño de las llamas del descenso.

Tras la renuncia de Carlos Bustos y la presentación de Néstor de la Torre como presidente rojiblanco, el Chepo se convirtió en el candidato natural para tomar las riendas de Chivas.

13 meses después de aquella derrota ante Honduras que le costó su salida del Tri, José Manuel de la Torre tendrá su revancha deportiva, ahora con el equipo de sus amores.

De entrada, el panorama para el nuevo timonel del Guadalajara no es nada halagador.

Tomará un equipo que se encuentra en crisis los últimos dos años y que en este momento es antepenúltimo de la tabla general al cosechar 10 puntos de 33 posibles.

El principal reto del Chepo de la Torre será sacar al conjunto rojiblanco de la zona

peligrosa del descenso, en la cual se ha hundido en los últimos años con deplorables torneos. A cinco fechas de que concluya este Apertura 2014 y todo lo que resta del siguiente semestre, el Rebaño se ubica en el sitio 15 de la tabla de cocientes, sólo superando a Veracruz, Puebla y Leones Negros.

De la Torre debutará con el Guadalajara en la cabalística fecha 13 al visitar al León el próximo sábado 18 de octubre, e inmediatamente después buscará el boleto a semifinales en la Copa MX cuando visiten a Santos Laguna.

El estratega de Chivas podrá trabajar a partir de esta semana con prácticamente plantel completo, ya que el único hombre descartado por lo que resta del semestre es Rafael Márquez Lugo. Carlos Salcido ya está en condiciones de ser considerado en los entrenamientos.

SU PRIMER CONTACTO CON EL DESCENSO

Será la primera ocasión que el Chepo de la Torre se enfrente al fantasma del descenso. Y es que en  su debut con Chivas en el Clausura 2006, sustituyendo a Hans Westerhof, el estratega tapatío tomó al Rebaño en el sitio 11 de la tabla de cocientes.

Para la siguiente campaña encumbró su carrera al levantar el título; al abandonar el Guadalajara, en el Apertura 2007, el Chepo dejó al conjunto rojiblanco en la posición 10 de la tabla de cocientes.

En su siguiente reto, con los Diablos rojos del Toluca, De la Torre nunca se topó con esta problemática ya que siempre peleó el título, el cual obtuvo en el Bicentenario 2010.

RIGOBERTO JUÁREZ