27 de marzo de 2014 / 05:27 p.m.

 

Este jueves se pondrían a la venta las últimas localidades para el partido entre Chivas y América y desde temprano llegó afición y revendedores para formarse para ver si podrían conseguir boletos.

La orden de los seis guardias de seguridad privada era que entrarían de 50 en 50 hasta las taquillas, pero un grupo de 20 revendedores aventaron a los guardias y con toda la impunidad del mundo se colaron hasta adelante en las taquillas y dejaron atrás a los que madrugaron y los guardias nada pudieron hacer para contenerlos.

Así pues a los primeros 30 que les venderán boletos son los mismos revendedores .

JESÚS HERNÁNDEZ