Agencias
25 de octubre de 2013 / 07:41 p.m.

La cadena multinacional de supermercados Tesco reveló la semana pasada que más de dos tercios de la producción para sus bolsas de ensaladas termina siendo tirada a la basura. 

El 40% de las manzanas tienen el mismo destino. Y la cifra se reduce mínimamente cuando hablamos de artículos de panadería.

Sin embargo, a nadie le gusta ver cómo su dinero termina en el tarro de la basura.

AGUA PARA EL PAN DURO

Humedezca con un poco de agua la parte exterior de una barra de pan que se volvió duro y póngalo de vuelta en el horno a unos 180º C durante cinco o diez minutos, dice el escritor de alimentos Stefan Gates.

En el hogar de Gates, las Baguettes pasadas se cortan en rodajas de medio centímetro y se ponen en un horno caliente (aproximadamente a 50º C) durante unos 15 a 20 minutos. “Las volvemos una especie de galletas para los quesos”, dice Gates. “Pueden almacenarse en una bolsa de plástico sellada”.

REHORNEAR LAS GALLETAS

Las galletas que se volvieron blandas y están al borde de la muerte también pueden ser revividas en el horno.

Cinco minutos a 180º C y vuelven a la vida. Por poco, eso sí, porque la frescura no durará mucho, así que a consumirlas rápido.

LECHUGAS ENVUELTAS EN TOALLAHay una serie de trucos para mantener las lechugas frescas y crujientes.

El sitio Lovefoodhatewaste.com sugiere separar las hojas y guardarlas en un recipiente con agua en el refrigerador. El agua debe cambiarse cada dos días.