1 de diciembre de 2014 / 11:18 p.m.

 

 

El entrenador en jefe de los Jets de Nueva York Rex Ryan muy posiblemente será despedido al final de la campaña regular. No han calificado a postemporada desde el 2010 y tienen marca de 2-10.

Ryan se atrevió esta semana a dar una declaración que ni quien se la crea. “Lo he dicho desde al principio. Yo siento que tenemos dos buenos mariscales de campo. Definitivamente siento eso”.

Rex dijo esto tras anunciar que Geno Smith iba a regresar como mariscal de campo titular para el partido ante los Delfines de Miami en el Lunes por la Noche.

Desafortunadamente, los números no reflejan la declaración de Ryan. Smith en sus nueve partidos está campaña ha completado solamente el 57% de sus pases ha lanzado siete touchdowns y 10 intercepciones. Además ha soltado seis balones.

El veterano Michael Vick tampoco ha estado sólido. Ha completado el 52 por ciento de los pases con tres touchdowns, 2 intercepciones y 5 fumbles.

El problema principal para Rex Ryan en su régimen con los Jets fue encontrar un quarterback. Su primera selección como coach fue elegir a Mark Sánchez. Aunque los llevo a dos Juegos de Campeonato de Conferencia Americana, pero fueron equipos con buenas defensivas.

En el 2012 trajeron a Tim Tebow y no resultó. En el 2013 eligieron en el Draft a Geno Smith y lo banquearon en el mes de noviembre. Entró Michael Vick y la historia ha sido la misma.

En esta era de Rex Ryan quedará la duda ¿Cómo hubieran sido los Jets con un buen quarterback? Definitivamente han tenido buenas defensivas pero la ofensiva nunca estuvo cerca de cumplir con lo que se esperaba y eso de seguro causará la caída de Rex.

JOSÉ MANUEL VILLALVA