NOTIMEX
24 de enero de 2014 / 01:52 a.m.

Ricardo Peláez, está consciente de la calidad que tiene Diego Reyes incluso jugando en el Porto B.

 

El llamado de Diego Reyes a la Selección Mexicana de cara al partido ante Corea del Sur, es para saber si su nivel con el Porto B, es el ideal para aportar al Tri la calidad que se le conoce, así lo señaló el Director Deportivo del combinado nacional, Ricardo Peláez.

En su momento el técnico de México, Miguel Herrera, dejó en claro que sólo llamaría a los elementos que militan en Europa con actividad constante, para este duelo, decidió convocar a Reyes, quien no ha sido regular con el primer equipo del conjunto lusitano, pero sí en la reserva.

"Me parece una extraordinaria decisión, por ahí escucho que Diego no juega, no lo hace en el primer equipo del Porto, pero sí en el B, de manera constante, entonces, sí está jugando y como no lo hace en el primer equipo, queremos traerlo, lo conocemos de dos años en América, sabemos lo que nos puede dar", dijo en entrevista exclusiva.

Manifestó que este acercamiento es muy importante para poder hablar con él, pero sobre todo, el conocer la condición física y futbolística en la que se encuentra.

"Que venga, que juegue y que nos diga cómo está, que tiene visualizado él de aquí a junio, que es el Mundial, gracias a Dios nos los prestó el Porto y podemos contar con él", externó.

Reiteró que "es un elemento que sí está jugando, no donde él quisiera y todos quisiéramos, que es en el primer equipo del Porto, pero tiene entrenamiento diario, trabajo de gimnasio bastante fuerte".

"Me platicó que lo han metido al gimnasio, se está alimentando muy bien, tiene un nutriólogo personal prácticamente y que mejor que traerlo, probarlo y que él nos diga de boca propia como está".

Reyes está en la lista de 21 jugadores que se concentrarán el próximo domingo por la noche, para trabajar el lunes en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) y hacer el viaje a San Antonio, Texas, para enfrentar el miércoles a Corea del Sur, en el primer partido de preparación con miras a la Copa del Mundo Brasil 2014.