6 de octubre de 2014 / 01:18 a.m.

Tras perder el Clásico Tapatío y su primer partido como técnico de Chivas, Ramón Morales, dijo ser un estratega estricto y la muestra fue el sacar al delantero Ángel Reyna a mitad del encuentro, pues dijo que en su equipo jugador que no muestre compromiso por lo menos corriendo, no jugará mientras él esté al frente.

"Ángel Reyna tiene una gran capacidad, mucho talento, pero si alguien que tiene mucha calidad y talento no corre, no sirve. El equipo está en una situación complicada, el equipo tiene que correr. Y si tienes talento y lo metes mucho mejor, pero como todo ser humano puedes tener un mal día, pero sin correr no, eso no es negociable conmigo. Vi que no estaba haciendo el esfuerzo, salió y entra otro que pueda hacer el máximo esfuerzo".

Sobre el desempeño en general se dijo satisfecho por las ganas y apoyo mostrado. Señaló por su parte, que Omar Bravo es un líder que le tiene que servir mucho al grupo.

"Una gran actitud de los muchachos, todos están cansados, sabían que así tenía que ser, ponerse la playera y correr. El diagnóstico es que hay un grupo comprometido por lo menos conmigo, se sintió un grupo fuerte. Los que no jugaron mostraron apoyo, lo demás será trabajar y buscar opciones y contundencia.

"Bravo es un jugador que está haciendo un esfuerzo, tiene que ser un líder positivo para el grupo, hoy luchó y corrió. Al final de cuentas, yo decido quién entra y quién no sale, si hay un mal movimiento, yo soy el culpable y así lo asumo", dijo en conferencia.

MIGUEL RODRÍGUEZ