29 de septiembre de 2014 / 02:04 a.m.

Ángel Eduardo Reyna Martínez fue el hombre clave del partido. Su falla contra el Puebla desde el manchón penalti provocó sonoros abucheos de parte de la afición, pero el delantero sentenció que no escuchó nada, las recriminaciones de su gente las toma como bendiciones.

"Es la tercera vez que escucho eso (que se le pregunta de los abucheos), yo no escucho abucheos y si lo hacen yo escucho bendiciones, y hay que darle para adelante".

El ex jugador del América afirmó que en el interior de Chivas están desconcertados, que le duele la manera en que se empató el duelo y más porque el cuadro de Verde Valle está rezagado en la tabla porcentual.

"Estamos un poco desconcertados y desanimados porque se trabaja. El penal es un detalle más que me tocó fallarla y la mejor explicación que puedo dar es que Dios sabe cuando nos toca la nuestra, tenemos todo en contra, pero hay que levantar la cara".

Se le preguntó a Reyna sobre la posibilidad de cambiar de técnico y el volante afirmó que esas medidas no las toma él y que los que han fallado son ellos y no el entrenador, Carlos Bustos.

"Sabemos plenamente que los responsables son los jugadores, él (Bustos) planea tácticamente bien las cosas, dentro de todo han sido errores muy puntuales, en mi caso que fallé un penal el técnico no puede meter a la cancha y cobrar un penal, hay que respaldarlo, él técnicamente lo hace bien".

JESÚS HERNÁNDEZ