26 de agosto de 2014 / 08:42 p.m.

El director deportivo de las Chivas, Juan Francisco Palencia, metió las manos al fuego por su atacante Ángel Reyna, quien el pasado sábado en su visita a Veracruz se tocó el área de sus partes nobles, y ante la investigación que le han abierto de la Comisión Disciplinaria, el dirigente de Chivas sentenció que las señas de su jugador no fueron con la intención de ofender a nadie.

"Acá tenemos una comunicación bastante buena ente cuerpo técnico y jugadores, con Ángel ya hablamos, me voy a adelantar un poco, ya hablamos y él simplemente me dice y yo le creo, porque es mi jugador y yo le creo y lo apoyamos totalmente toda la directiva, que simplemente él se estaba acomodando la ropa y él mismo me dijo que si tiene que pedir una disculpa por algo que hizo, que si alguien se sintió ofendido por ese gesto, que fue sin el afán de ofender que simplemente se estaba acomodando la ropa, yo ya vi la foto, porque evidentemente tienes que estar al día, yo simplemente no veo un gesto ofensivo y evidentemente creo que se puede prestar para muchas malas interpretaciones y cuando a él le toque hablar y aclarar esto no creo que le tengamos que dar mucha más importancia, si por alguna u otra razón por los códigos de ética de la Federación llega alguna multa la tenemos que atacar, pero no quiere decir que Ángel haya hecho un gesto con tal de ofender a alguien, es un gesto que todos los futbolistas hacen dentro del campo y a nombre de la institución, si ofendió a alguien sin querer pedimos una disculpa, pero creo que no hay que darle más importancia a esto".

¿Tú también te llegaste a acomodar la ropa? Se le preguntó a Palencia.

"Sí y hasta sin jugar y tú también, eh y eso no significa que ofenda alguien. Hay lenguajes corporales y su lenguaje no parece que quiera ofender a nadie".

Palencia afirmó que la fama de Reyna no debe pesarle a los federativos para juzgar las acciones de Reyna, pues Palencia cree que "fue un incidente aislado y la directiva le cree y el técnico le cree, hay que darle el beneficio de la duda".

Jesús Hernández Téllez