9 de junio de 2013 / 09:35 p.m.

Ciudad de México • La Iglesia católica rezó “"por los que fallecieron en esta semana en lamentables hechos en el barrio de Tepito"” y advirtió que no es con “"discursos de la autoridad pública y como por arte de magia"” que la violencia generada por la falta de oportunidades a los jóvenes a una educación y trabajo digno.

“Por los que fallecieron en esta semana en lamentables hechos en el barrio de Tepito, para que Dios de consuelo a sus familias y a nuestra ciudad la paz que necesita”, rezó uno de los voluntarios.

En la homilía dominical, Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México se refirió al dolor de las perdidas de los hijos. “Hoy muchas madres van tristes y desesperanzadas por la vida porque cuando tuvieron vida en su seno, en circunstancias difíciles, su familia, la sociedad, la legislación reinante sólo les ofreció el camino de la muerte y no el camino de la vida. Solo les ofreció el camino para matar a su hijo pero nunca les ofreció ayuda para que salieran adelante.

“"Hoy muchos jóvenes se encuentran paralizados como muertos ante la inseguridad de su fututo y la falta de lugar para ellos en la sociedad, sin que tengan oportunidad de hablar y si pueden hablar no son escuchados. Cuántos y cuántos no quedan sin posibilidad de poder acceder a la educación, a un aula digna. Cuántos y cuántos que han hecho muchos esfuerzos en su vida no tienen la oportunidad de trabajo"”.

Para el religioso “"es posible una sociedad menos violenta: si trabajamos desde la familia, si trabajamos en el sistema educativo, si trabamos en los centros de trabajo, si realmente ponemos lo que está de nuestra parte. Las soluciones no van a venir por arte de magia con un discursos de una autoridad pública"”.

De igual manera el Arzobispo Primado de México se refirió a la campaña contra el desarme de armas con el Gobierno del Distrito Federal, justo en el patio central de la Catedral Metropolitana.

“"Para que las familias se desarmen, entreguen las armas voluntariamente, es un signo que habla de que la sociedad quiere la paz, quiere el término de la violencia"”

Para Norberto Rivera “"es posible romper la espiral de la violencia no con más violencia, no con la fuerza pública. Solamente es posible romper con esa espiral con amor, con misericordia, con cercanía"”.

Al final de la misa, el Cardenal cantaron las mañanitas por su 71 aniversario, celebrado el pasado 6 de junio, por el grupo juvenil “"Busca dentro de ti"”.

En el patio de la Catedral Metropolitana se encontraban elementos del Ejército.

BLANCA VALADEZ