JAIR RAMOS
21 de abril de 2014 / 10:41 p.m.

Ricardo Ferretti, director técnico de Tigres, prefiere ver todas las cosas buenas que han logrado los felinos en la actual temporada.

 

El análisis que ha hecho Ricardo Ferretti desde su llegada en esta tercera etapa con los felinos y hasta ahora donde no consiguió la calificación a la Liguilla, ha sido bueno.

El timonel sudamericano declaró que él es positivo y prefiere ver las cosas buenas que se han logrado en estos ocho torneos con los auriazules, que ver los fracasos que ha tenido.

“Yo, siempre veo positivo hasta más de medio lleno (el vaso), tres cuartos, ochenta por ciento bien.

“Ahora nosotros nos olvidamos de todo, son ocho torneos, cuantos se calificaron (cinco), entonces, tengo que ver para arriba, cuando llegamos cual era la situación (de descenso), como estamos ahora, de estos ocho torneos que se consiguió (un título de Liga y uno de Copa), entonces quieres que lo vea negativo, sería muy burro no, ver que alguien logre ciertas cosas y decir no, este análisis es de todos, jugadores”, señaló.

Por esto a Tuca se le preguntó si merece continuar.

“De merecer a continuar es otra cosa, no me toca a mí decidir, soy soldado”, dijo.

Sobre si esta temporada fue un fracaso para Tigres, el estratega no quiso poner nombres a lo que sucedió, simplemente expresa que es una responsabilidad compartida entre directiva, técnico y jugadores.

“Tú puedes llamar como tú quieras, que sí yo digo no o sí vas a escribir lo que quieras, si entiendes bien yo dije que teníamos objetivos, bueno uno de ellos no se logró, el otro se logró, pero si quieres que te diga algo, no se lo voy a decir.

“Somos una institución y mi directiva y yo y los jugadores que hemos dicho (que todos son responsables)”, sentenció.

Tuca también se abstuvo de decir detalles de lo que falló de su equipo en el torneo.

“Esto no se los voy a comentar, son cosas internas, son cosas internas, sí ustedes revisan hasta ahorita dieciséis juegos van a encontrar algo, pero que yo les diga, esto no es un lavadero, lo que es interno es sagrado”, finalizó.