22 de octubre de 2014 / 02:46 p.m.

El corredor Ray Rice presentó oficialmente una queja contra los Ravens de Baltimore por haberle terminado de forma unilateral el contrato que ambas partes habían firmado, de acuerdo con diversas fuentes periodísticas.

Los Ravens decidieron dar por terminado el contrato a Rice después de que se hiciera público un vídeo en el que se ve al jugador golpeando dentro de un ascensor de un hotel de Atlantic City a su entonces novia, con quien posteriormente se casó.

El vídeo también muestra cómo la pareja de Rice cayó al suelo inconsciente debido al golpe que recibió por parte del jugador, que luego arrastró su cuerpo fuera del ascensor.

Rice también fue suspendido de manera indefinida por la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), por lo que el jugador apeló la sanción, y tendrá audiencias los días 5 y 6 de noviembre, en las que podría participar también el comisionado de la NFL, Roger Goodell, si el mediador independiente lo considerase oportuno.

La NFL liga suspendió a Rice inicialmente con dos partidos, pero después de que se hiciera público el vídeo ampliaron la sanción a un término de indefinida.

Según la queja de Rice, que se basa en el acuerdo colectivo por el que se rige su contrato, el jugador sólo debería ser sometido a un castigo.

Rice podría recibir hasta 3,52 millones de dólares en caso de que su queja contra los Ravens y su apelación contra la decisión de la NFL le sean favorables.

El dinero que recibiría es el que tenía estipulado en el caso que hubiese cumplido con las sanciones iniciales que le fueron impuestas.