NOTIMEX
13 de abril de 2013 / 09:45 p.m.

Guadalajara • La dermatóloga Ana Rosa Alvarado Rivas, tener un cuidado especial al asolearse, a quienes están bajo tratamiento médico con antibióticos y con antiinflamatorios, ya que el efecto de dicha combinación en la piel, puede conducir a fototoxicidad.

La especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, adscrita al Hospital General de Zona (HGZ) No. 14 en el estado, explicó que la fototoxicidad se caracteriza por el enrojecimiento de la piel, ampollas y dolor de leve a intenso.

"Todo en función de la extensión y profundidad de las lesiones y puede convertirse en una urgencia médica", destacó la experta.

Indicó que incluso, sin que la exposición solar sea muy prolongada, los efectos del sol en la piel en personas que toman este tipo de fármacos, en especial las tetraciclinas y el piroxicam, llegan a ser intensos, debido a la fotosensibilidad que producen en las personas.

Explicó que generalmente son pacientes que llegan con episodios agudos de quemaduras en la piel, sobre todo en zonas expuestas como cara, brazos y la 'v' del escote; incluso, al quitarles la ropa, queda muy bien delimitado el daño.

Afirmó que el sol, aún en personas que no estén tomando fármacos daña la piel, pero además, una exposición prolongada y frecuente, baja las defensas orgánicas, de ahí que tras haberse asoleado, algunos individuos desarrollen herpes, popularmente conocidos como 'fuegos labiales'.

Añadió que las personas que por diabetes, hipertensión o insuficiencia renal, entre otras enfermedades crónicas, tienen una piel más sensible, por lo que asolearse representa un riesgo potencial de quemaduras muy profundas, aún con poco tiempo de haberse expuesto a los rayos solares.

Así, dijo, la principal recomendación es no automedicarse, sobre todo, cuando se trata de antiinflamatorios; igualmente es aconsejable evitar la exposición directa al Sol entre las 10:00 y las 17:00 horas.

También pidió el uso continuo de protector solar "mínimo tres veces por la mañana", utilizar preferentemente manga larga, sobreros y sombrillas e insistió, "no incorporar ningún medicamento distinto al que ha prescrito el médico", ya que esto puede derivar en fototoxicidad y los efectos ya descritos.