13 de mayo de 2014 / 04:27 a.m.

Rio Ferdinand anunció que ha terminado su estadía de 12 años, pletórica de trofeos, con el Manchester United, y señaló que continuará su carrera futbolística, pero fuera de Old Trafford.

Ferdinand, de 35 años, fue el jugador más caro de Inglaterra cuando llegó al United, procedente de Leeds, mediante una transferencia por 29,1 millones de libras en 2002. El club no le ha ofrecido una extensión de su contrato, que vence el mes próximo.

Sin embargo, Ferdinand sugirió que está de acuerdo con el hecho de marcharse.

"He meditado largo y tendido sobre los últimos meses, sobre mi futuro y, después de 12 años fantásticos jugando con el que considero el mejor club del mundo, he decidido que llegó el momento adecuado para hacerme a un lado", dijo el futbolista en un comunicado

Zaguero alto, elegante y capaz de manejar bien el balón, Ferdinand cumplió 454 apariciones con el United. La última fue en el partido del domingo, un empate 1-1 ante el Southampton, en el cotejo que marcó el final de la temporada.

Durante este año, tuvo escasa participación con el club, al cumplir apenas 14 apariciones.

Ferdinand ganó seis títulos de liga, dos cetros de la Copa de Liga, una Liga de Campeones de Europa y un Mundial de Clubes con el United. Conformó una de las duplas más eficientes de centrales en la Liga Premier con Nemanja Vidic, quien también se marcha este verano, al Inter de Milán.

El lateral izquierdo Patrice Evra quedará también pronto sin contrato. Así, quien llegue como reemplazo definitivo del destituido técnico David Moyes enfrentará una tarea titánica para reconstruir la defensa.

Ferdinand tuvo problemas de lesiones en años recientes, particularmente en la espalda, y ha seguido un régimen estricto de entrenamiento para prolongar su carrera. Sin embargo, no contempla pronto el retiro.

"Me siento en buena condición, saludable y listo para un nuevo reto. Estoy ansioso por lo que el futuro pueda depararme", añadió en el comunicado.

Vidic recibió una emotiva despedida en Old Trafford durante su último encuentro ahí. El legendario Bobby Charlton le entregó un reconocimiento antes del encuentro de la semana anterior ante el Hull, y los hinchas lo ovacionaron.

En cambio, Ferdinand se marcha sin ceremonia alguna.

Algunos medios británicos informaron el lunes que el club notificó a Ferdinand, en los vestuarios tras el encuentro contra Southampton, que no le renovarían el contrato.

AGENCIAS