19 de noviembre de 2014 / 07:45 p.m.

La pasión, el pundonor y el coraje en cada uno de sus enfrentamientos han aumentado esta rivalidad al grado de que sea considerada, para algunos, un clásico.

Esto ya tiene historia. Hay que ubicarse en la temporada 1990 cuando León regresó al máximo circuito al derrotar al Inter de Tijuana con un global de 4-1 en la final de la Segunda División. Ahí se dio el primer duelo relevante entre ambas ciudades.

Pasaron los años y la ciudad fronteriza tuvo varios equipos como una filial de las Chivas, el Nacional, los Trotamundos, pero ninguno tuvo generó tanta animadversión como los Xoloitzcuintles.

El equipo de la familia Hank apareció en 2007 y ese mismo año calificó a la liguilla de la entonces Liga de Ascenso, sin embargo los verdes se encargaron de eliminarlos. Esta ha sido la única victoria para León ante Xolos en liguilla.

A partir de ahí se intensificó la rivalidad. Un empate a tres goles en el Clausura 2011 y la eliminación de la Fiera en la liguilla a costa de los fronterizos, pusieron picante.

Ese torneo los caninos ascendieron y se reencontraron con el León en el Apertura 2012, en la Primera División. Su primer juego de reencuentro lo ganó León 4-0, y semanas después los Xolos se cobraron al eliminarlos de las semifinales.

Los últimos encuentros se han cargado del lado esmeralda. Un póker de goles de Mauro Boselli en la goleada de 5-0 y el triunfo en suelo fronterizo que les permitió calificar a la liguilla del Clausura 2014 para conseguir el bicampeonato, han equilibrado el ahora considerado clásico.

Luis Omar Morales