30 de junio de 2014 / 10:37 p.m.

El delantero Arjen Robben dijo que no teme una sanción de la FIFA, por reconocer que fingió un penalti en el partido contra México y aseguró que se refería a una jugada del primer tiempo.

"Quiero disculparme. Me tiré. A veces, esperas que te den, pero no debería haberlo hecho. Fue estúpido", dijo a la televisión holandesa NOS Robben, al concluir el encuentro de los octavos de final, que se decidió, precisamente, por un penalti de Rafael Márquez sobre él, en el minuto 94.

Posteriormente, Robben aclaró que se había referido a una jugada en la primera parte, en la que también reclamó otro penalti por una entrada de Héctor Moreno, que le supuso la fractura de tibia al defensa mexicano.

Robben volvió a afirmar que actuó correctamente, dijo que es "vergonzoso" que se hayan utilizado de esa forma sus palabras y que no teme sanción alguna.

"No tengo miedo a que me sancionen, porque fue en una jugada que no tuvo trascendencia en el resultado. Me parece una vergüenza que se haya tergiversado de esa forma", dijo tras el entrenamiento de hoy de la selección holandesa en las instalaciones del Flamengo, en Río de Janeiro.

"Fui honesto. Simplemente, me limité a pedir disculpas. Lo volvería a hacer", agregó el delantero que calificó el encuentro contra Costa Rica, su rival en los cuartos de final, como "muy difícil".

AGENCIAS