23 de febrero de 2014 / 02:04 a.m.

Roma recortó momentáneamente a seis puntos y con un partido menos la distancia del líder Juventus, al ganar a domicilio el sábado 1-0 al Bologna en el arranque de la 25ta fecha de la Serie A de Italia.

El belga Radja Nainggolan anotó el gol a los 37 minutos, al desviar a bocajarro un centro del bosnio Miralem Pjanic.

Juventus, que juega el domingo en el derbi con el Torino, es el puntero con 63 unidades, seguido por la Roma con 57. Bologna quedó al borde de la zona de descenso con 21.

La primera ocasión de gol fue del Bologna a los ocho minutos con un globito de gran distancia de Rolando Bianchi, cuando el portero Morgan De Sanctis estaba adelantado. El guardameta alcanzó a retroceder y control el balón.

En el partido jugado en casa del Bologna, la Roma no pudo contar con el defensor brasileño Maicon, por un problema muscular, y fue sustituido por su compatriota Rodrigo Taddei, la primera vez que juega como titular en este campeonato. Tampoco estuvo el lesionado capitán Francesco Totti.

La Roma fue aún más peligrosa a los 18 con un tiro de Mattia Destro que golpeó en un palo y el balón se paseó por la línea del arco y salió fuera de la cancha.

En el segundo tiempo, Bologna arrinconó a la Roma en su media cancha, atacó con insistencia y a los 73 estuvo a punto de lograr el empate con un cabezazo de Andrea Mantovani.

Pero dos minutos después, fue Taddei que pudo haber marcador el segundo gol de la Roma, aunque su tiro fue bloqueado con los pies por el arquero del Bologna, Gianluca Curci.

De Sanctis salvó el triunfo de la Roma al arrojarse a los pies del brasileño Ibson y arrebatarle el balón.

Al tercer y último minuto de descuento, el jugador del Bologna, el griego Lazaros Christodoulopoulos, se comió un gol cantado al cabecear desviado cuando estaba solo a dos pasos del arco adversario.

El domingo jugarán Chievo-Catania, Inter-Cagliari, Juventus-Torino, Lazio-Sassuolo, Livorno-Verona, Sampdoria-Milan y Udinese-Atalanta. Se concluirá el lunes con Napoli-Genoa y Parma-Fiorentina.

AP