EDGAR GONZÁLEZ
1 de abril de 2014 / 10:25 p.m.

Motivados y con una buena actitud, es como el Puebla de La Franja emprendió su concentración en el vecino municipio de Atlixco con miras a otro duelo clave que el próximo sábado sostendrán en casa de los Rojinegros del Atlas, donde la misión no es otra más que sacar la victoria, tal como lo destacó en conferencia de prensa el timonel Camotero, Rubén Omar Romano.

"Yo me preocupo por el equipo más allá, por supuesto, saber del rival, cuáles son sus fortalezas, cuáles son sus debilidades, pensar en nosotros, el equipo está bien, está motivado, con una buena actitud, a partir de hoy nos vamos a Atlixco, a concentrar como lo hicimos la semana pasada, yo creo que así va a seguir hasta que termine el campeonato, más allá de los resultados".

Reconoció la importancia y nivel del rival en turno, sin embargo lejos de preocuparse en lo que haga o diga el enemigo en cuestión, él se concentra precisamente en lo que hace su equipo, de ahí que siga la misma dinámica de la semana anterior, que a ellos funcionó, pues les permitió meterse de lleno, sin distracción alguna en lo que fue el partido frente al León.

"Mucho más concentrados, estamos trabajando otros aspectos en las tardes, por supuesto que viendo videos, trabajando en cuestiones o en errores que podemos cometer, que cometimos, en las virtudes que tenemos también como para poder hacer daño, todo eso sirve, el estar juntos y metidos, más allá de que en un momento salen dieciocho al campo, todos pertenecemos al mismo equipo y vamos todos, los veintiséis jugadores que están hoy en el plantel, más los porteros, están todos metidos con nosotros".

Romano resaltó que el duelo con Atlas será muy distinto al que en su momento planteó en contra del campeón León, ya que se trata de esquemas y circunstancias totalmente diferentes, razón por la que preparará el choque, con la seguridad de que los resultados serán favorables una vez llegado el día del encuentro.

De las declaraciones hechas por el seleccionador nacional de los Estados Unidos, el alemán Jurgüen Klinsmann, dijo no haber leído o escuchado nada al respecto, tras aclarar que en su momento se habló con los representantes de los jugadores, Michael Orozco y DaMarcus Beasley, a los que se les explicó la situación y el motivo por el cual no hicieron el viaje con el combinado de las barras y las estrellas.

"No las leí, pero por lo que yo tengo entendido, la gente aquí habló, tanto jugadores como directiva habló con el manager de los Estados Unidos, tendría que preguntarle Klinsmann al manager de los Estados Unidos, hemos dejado en claro que estamos en una situación complicada, como no era fecha FIFA, se iba a decidir hasta el final si iban o no iban, decidimos que no junto con los jugadores, porque los jugadores están comprometidos".

Para finalizar, reiteró que él no se arrepiente de haberse quedado en el Puebla, pues cuando tuvo la oportunidad de hacerse a un costado decidió no hacerlo, al tiempo que aclaró que no se ha ido porque así lo desea y no porque la directiva no tenga para liquidarlo, ya que esas son versiones sin fundamento.