21 de septiembre de 2014 / 11:30 p.m.

 

El brasileño Romario, ex estrella del combinado sudamericano, es famoso por su polémica forma de ser y no ocultar sus inconformidades, aunque esto le cause problemas.

El actual diputado federal amazónico deberá pagar una multa de 22,000 reales (100, 000 dólares) por daños morales contra Marco Polo del Nero, Presidente electo de la Confederación de Futbol Brasileño.

Esta multa fue impuesta por un juez de lo civil de Sao Paulo.

La demanda fue entablada poco después de que el ex jugador del Barcelona declarará en septiembre pasado que "La CBF está presidida por un ladrón (...). La Conmebol, por lo que vi hoy, tiene un grupo de dirigentes que merecería pasar por lo menos 100 años en la cárcel. Y el señor Marco Polo del Nero, que puede ser el próximo presidente de la CBF, está entre los que deberían ser presos", durante un evento realizado en la sede del Corinthians.

Del Nero asumirá el cargo de máxima autoridad del fútbol brasileño en el 2015.

 RAFAEL RIVERA