18 de marzo de 2014 / 06:05 a.m.

En lo que representa el capítulo más reciente de una disputa entre dos leyendas del fútbol brasileño, Ronaldo respondió públicamente a las críticas que le lanzó su ex compañero Romario en torno de una promesa, supuestamente incumplida, de obsequiar boletos para el Mundial a discapacitados.

Romario, quien es ahora un extrovertido legislador, dijo que Ronaldo no cumplió la promesa. Ronaldo, miembro del comité organizador local de la Copa del Mundo, señaló que fue la federación brasileña de fútbol la que no honró lo prometido.

El lunes, Ronaldo lamentó que su ex compañero lo haya criticado nuevamente. Consideró que no está claro por qué Romario insiste en atacarlo.

"Es lamentable ver que Romario salga otra vez en público a decir que soy responsable por cosas que están fuera de mi control", dijo Ronaldo en un comunicado difundido por sus redes sociales. "No sé si es oportunismo o ignorancia. Lo que sí sé es que, en vez de desperdiciar tiempo y esfuerzo en busca de atacarme, el legislador debería dedicarse a desafiar a las personas e instituciones correspondientes. Todos nos beneficiaríamos de eso".

Ronaldo dijo que la promesa de donar 32.000 boletos mundialistas a discapacitados fue planteada por la federación brasileña, no por él.

"No soy político, no represento (a la federación), no prometo lo que no puedo cumplir", dijo Ronaldo. Se mostró seguro de que Romario sabe que la promesa fue hecha por la entidad y no por el ex futbolista.

El viernes, Romario publicó una fotografía donde aparece de pie, cerca de Ronaldo, durante una conferencia de prensa en la que se anunciaron los boletos gratuitos, hace tres años, en las oficinas generales de la federación.

"Esta foto fue tomada en 2011, cuando Ronaldo prometió públicamente los boletos para gente con discapacidad", escribió Romario. "Hasta ahora, nada".

Ronaldo dijo que se presentó en la conferencia para manifestar su apoyo a la causa, tal como lo hizo Romario. Confió en que la federación cumpla lo prometido, y exhortó a Romario para que acuda a los dirigentes del organismo con el fin de preguntar qué ocurrió.

"Espero las respuestas ansioso, como todos los demás", dijo Ronaldo. "Si necesitas mi apoyo, por favor al menos sé más cortés en la próxima ocasión".

Ronaldo consideró que "no tiene sentido insistir públicamente en esta 'rivalidad'''. Negó que ésta exista desde su punto de vista.

No fue posible obtener de inmediato los comentarios de la federación brasileña sobre el tema.

Romario tiene una hija con discapacidad, y una de sus causas principales en el Congreso ha sido mejorar las condiciones para los brasileños con problemas similares.

Ha cuestionado a los organizadores del Mundial y a las autoridades brasileñas desde 2010, cuando asumió como legislador. Criticó la influencia de la FIFA en Brasil y el costo de organizar el torneo.

Ronaldo reiteró el lunes que es un voluntario en el comité organizador, y en tal carácter no recibe paga. El ex delantero Bebeto es también miembro del comité local.

Romario, quien se ha enemistado también con Pelé, guio a Brasil al título en el Mundial de 1994, cuando Ronaldo era un joven reservista de la selección. Ronaldo jugó otros tres mundiales posteriores, coronándose en 2002, cuando se convirtió además en el máximo goleador en la historia del certamen, con 15 dianas.

AP