20 de julio de 2014 / 06:06 p.m.

El norirlandés Rory McIlroy ganó este domingo su tercer torneo grande al imponerse de principio a fin en la 143 edición del Abierto Británico de golf, disputado en el campo inglés Royal Liverpool, en Hoylake.

McIlroy, de 25 años, une el título en este 'major' a los logrados anteriormente en el Abierto de Estados Unidos de 2011 y en el Campeonato de la PGA de 2012. Sólo le queda ganar el Masters para completar el Grand Slam. Acabó la cuatro rondas del 'Open' con 271 impactos totales, 17 bajo el par.

El español Sergio García compartió la segunda plaza con el estadounidense Rickie Fowler, ambos a dos impactos del ganador. A cuatro lo hizo el también norteamericano Jim Furyk, y a cinco el estadounidense Marc Leishman y el actual número uno mundial, el australiano Adam Scott.

En el cuarto y último día, McIlroy entregó la peor de sus tarjetas en el fin de semana en el 'links' de Hoylake (71) tras haber hecho 66, 66 y 68 en las tres primeras rondas. Sin embargo, el norirlandés supo aguantar el ataque de Sergio García en la recta final del torneo, cuando más lo necesitaba.

McIlroy, que llegó a ser el número uno mundial, vivió el año pasado una complicada temporada. Su actual resurgimiento ha coincidido con la ruptura de su relación sentimental con la tenista danesa Caroline Wozniacki, que pocas horas antes se apuntaba el triunfo en la final del torneo de Estambul.

Sergio García, que aún no ha conseguido ganar un grande, buscó el triunfo en la jornada final. Para ello atacó desde el principio. Comenzó a siete golpes del norirlandés y consiguió situarse con una desventaja de sólo dos cuando quedaban cinco hoyos para terminar.

El español completó los trece primeros hoyos de la jornada decisiva con tres 'birdies' y un 'eagle', mientras que McIlroy llegó a ese punto con tres 'birdies' por otros tantos 'bogeys' para empezar a sentir el aliento de García.

A Sergio García, de 34 años, incluso le acompañaba la suerte, como cuando en el par 4 del hoyo 12 envió su segundo tiro a las gradas. pero un espectador devolvió la bola al campo para dejarla a un par de palmos del 'green'. Gracias a ello, García consiguió cerrar el par y mantener sus opciones.

Sin embargo, la remontada de Sergio García comenzó a perder fuelle en el par 3 del hoyo 15. El español se fue al 'bunker' y necesitó dos golpes para sacar la bola de la profunda trampa de arena tras no poder superar el alto talud. Ese 'bogey' fue el principio del fin del ataque del jugador español.

Finalmente Sergio García acabó la última vuelta con una espectacular tarjeta de 66 golpes, seis por debajo del campo, merced a una ronda de cinco 'birdies' y un 'eagle' por un solo 'bogey'. Un resultado brillante pero a la postre insuficiente.

El genial jugador español suma 27 títulos en su carrera, pero aún tiene pendiente ganar un 'major'. Cinco veces estuvo cerca: fue segundo en el 'British' de 2007 y en el PGA Championship de 1999 y 2008; tercero en el US Open de 2004 y cuarto en el Masters de 2004.

El estadounidense Phil Mickelson, que defendía el título, terminó en el vigésimo tercer puesto a doce impactos del ganador. Su compatriota Tiger Woods, exnúmero uno mundial, lo hizo a 23 de McIlroy y muy lejos de llevarse a casa su cuarta jarra de clarete.

AGENCIAS