17 de diciembre de 2014 / 12:19 a.m.

El golfista norirlandés Rory McIlroy ha sido nombrado mejor golfista del año 2014 del Tour Europeo, después de ganar con abultada ventaja en los puntos en la "Carrera a Dubái".

McIlroy, de 25 años, obtuvo una puntuación total de 7.149.503 en sus 15 torneos disputados este año, encabezando la clasificación de la "Carrera a Dubái", reconocimiento que se otorga todos los años desde 1971, cuando lo ganara el inglés Peter Oosterhuis.

El segundo clasificado, a gran distancia de McIlroy, fue el sueco Henrik Stenson (4.981.093 puntos), mientras que Sergio García, tras un año brillante, se posicionó sexto de la general, como mejor español tras acumular 2.861.930 puntos en 17 torneos jugados.

Esta es la segunda vez que McIlroy, ganador también en 2012, recibe el galardón, que se decide por los periodistas integrantes de la Asociación de escritores de golf.

"Ser nombrado golfista del año por segunda vez es un gran honor y algo de lo que estoy muy orgulloso. Este premio es una gran forma de terminar el año", declaró el norirlandés, en unas declaraciones que recoge la web del European Tour.

Rory McIlroy ha ganado este año el Abierto Británico, el WGC-Bridgestone Invitational, el Campeonato Británico de la PGA y el Campeonato de la PGA, torneos que le permiten mantenerse como número uno en la clasificación mundial de golf.

"Espero poder tener más años como este y ganar el premio de nuevo. Si hubiera conseguido cualquiera de los cuatro títulos también hubiese sido un buen año, pero ganar todos, y además este premio y ser parte de la victoria en la Copa Ryder, significa que ha sido una temporada fantástica", añadió.

El presidente ejecutivo del Tour Europeo, George O'Grady, dijo que "la temporada 2014 en el circuito de Europa será recordada como una de las mejores de la historia", en parte "debido a los logros de Rory McIlroy".

McIlroy ya fue designado el pasado mes de octubre Jugador del año por el circuito americano "PGA Tour", finalizando en primer lugar en la lista de ganancias del circuito estadounidense.

EFE