7 de marzo de 2013 / 03:24 p.m.

Monterrey • En todas sus imágenes, el retrato es el protagonista directo de Yvonne Venegas. Y esto es quizás una herencia legada por su padre, el retratista José Luis Venegas, de quien aprendió el oficio a través de los libros de “"fotografía por correspondencia"”.

La búsqueda del retrato bajo un lenguaje que da identidad al trabajo de Venegas se muestra en Nunca será más joven que este día, la exposición que se inaugura hoy en la Fototeca del estado (interior del Parque Fundidora).

En más de 131 fotografías, Yvonne muestra un panorama por su trayectoria en donde ha retratado a la alta clase así como a la gente de a pie en Tijuana y la Ciudad de México.

Su historia en la fotografía inició en 1988, teniendo como modelo a la cantante y compositora Julieta Venegas, su hermana.

“"Es como buscar mi propia identidad a través de la fotografía, y esa búsqueda aún continúa"”, expresa, siempre sonriente.

A partir de la experiencia lograda acompañando a su padre en eventos sociales, Yvonne buscó hacer el retrato aunque con una estética no “tan perfecta”. De ahí que inicie su serie fotografiando a gente de Tijuana, donde radicaba.

La exposición fue curada por Alfonso Morales y Ruth Estévez, y se presentó anteriormente en el Museo Carrillo Gil de la Ciudad de México hasta enero. Ahora estará en Monterrey hasta junio.

IMÁGENES VIVAS

Una de las búsquedas de la fotógrafa es capturar a las personas con una posición “más viva” para alejarse un poco de lo “"posado"” que llegan a ser las imágenes de estudio.

Esto lo ha buscado con diversos personajes. La gente en las calles de Tijuana, siguiendo a María Elvia de Hank o a las novias más hermosas de Baja California, aunque teniendo al retrato como discurso principal

“"A partir del trabajo con mi papá aprendí a buscar un desbalance, porque en el estudio todo es perfecto y tras bambalinas veía que no era tanto así; entonces busqué que las personas se vieran vivas en las fotografías"”, expuso.

Su primera modelo, como era de esperarse, sería su hermana Julieta. Sin embargo, existió un problema que la hizo replantear el sentido de la intimidad.

“Una revista de novelas tomó algunas imágenes, incluido el desnudo de mi hermana. Ellos hicieron su contexto escandaloso, y con eso entendí que hay medios públicos y privados además de que se tomó una distancia en la relación. Julieta ya no me dejó fotografiarla”, mencionó.

CÓMO SER RECORDADO

Mientras Yvonne recorre la exposición montada en la Fototeca, su pequeño hijo duerme en una carreola. Antes de iniciar la presentación se asegura que descanse confortable, y en el título de su Twitter queda clara la situación: “"Amo a mi familia y la fotografía"”.

Con su proyecto Gestus, ha buscado a sus modelos a través de avisos de ocasión y entregando panfletos a los peatones. Estar trabajando la fotografía desde la misma calle, para poder lograr capturar “el gesto” que haga ver más vivos a los retratados.

“"El chiste de los anuncios es que hay un pacto un encuentro, y de lo que se va tratar es hacer un retrato. Ese espacio de tiempo es necesario aprovecharlo, porque ya está en desuso ahora sacas tu teléfono y documentas todo al instante"”.

Actualmente otra sección del trabajo de Venegas se exhibe en el Museo de Arte Contemporáneo (Marco) en Registro 03.

La inauguración será hoy a las 19:30 con una charla que ofrecerá Venegas junto al fotógrafo Juan Rodrigo Llaguno.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS