14 de febrero de 2014 / 01:49 a.m.

La presidenta brasileña se solidarizó el jueves con el futbolista Tinga, quien la víspera sufrió agresiones racistas al disputar un partido en Perú, y anunció que el Mundial de este año será un torneo contra el racismo.

"El deporte no puede jamás servir como escenario para el prejuicio", escribió la gobernante en su cuenta de Twitter, un día después de que el club brasileño Cruzeiro cayó 2-1 ante el Real Garcilaso en Huancayo, Perú, por la Copa Libertadores.

Al ingresar al partido en el segundo tiempo, algunos aficionados peruanos ofendieron al volante Tinga, quien es negro, imitando sonidos de mono cada vez que el jugador tocaba la bola, un episodio que Rousseff calificó como "lamentable".

La presidenta agregó que el gobierno brasileño, la ONU y la FIFA determinaron que el Mundial de 2014 en Brasil "también sea la Copa Contra el Racismo".

El mandatario de Perú, Ollanta Humala, también usó su cuenta de Twitter para criticar a los aficionados del Garcilaso. "Expresiones como las de ayer en un partido de fútbol deben originar indignación e impulsar nuestra lucha contra todo tipo de discriminación", escribió por la tarde.

"Un país tan diverso como el nuestro y que fortalece su identidad, con todas sus culturas, no debe admitir reacciones racistas de ningún tipo", añadió luego en otro mensaje.

El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), José Maria Marín, se solidarizó con Tinga y repudió las manifestaciones de racismo en Perú.

"No sólo como presidente de la CBF sino, sobre todo, como amante del fútbol, tengo el deber de repudiar esa práctica absurda del racismo que continúa ocurriendo en los estadios. El fútbol es símbolo de congraciamiento, de alegría y no de demostraciones de prejuicio e intolerancia", expresó Marín en un comunicado.

El veterano mediocampista, de 36 años, ha jugado internacionalmente con Borussia Dortmund de Alemania, Sporting de Portugal y Kawasaki Frontale de Japón, además de los brasileños Gremio, Internacional, Botafogo y Cruzeiro.

El vocero de la Conmebol, Néstor Benítez, indicó que por ahora no hay abierto un expediente sobre el caso en Perú. Indicó que la comisión disciplinaria del organismo rector del fútbol en Sudamérica analizará el informe del árbitro.

AP