DIEGO MORENO | @diego_puyol
3 de junio de 2018 / 09:11 p.m.

El pasado 28 de mayo, México enfrentó en un partido amistoso a Gales, en un juego que terminó sin goles.

Quien no la pasó nada bien fue el defensa Ashley Wulliam, zaguero que tuvo un fuerte choque con Javier Hernández al minuto 20, produciéndole al defensa un colapso pulmonar.

El capitán de la selección tuvo que ser operado tras sufrir la fractura de dos costillas rotas y tener un pulmón perforado.

"Par de semanas muy locas... Genial estar de vuelta con la camiseta de Gales y con los muchachos, sin embargo después de salir después de 20 minutos con múltiples fracturas en dos costillas, fui al hospital y me di cuenta que había pinchado mi pulmón izquierdo lo que llevó a que colapsara", publicó el futbolista en su Facebook acompañado de unas imágenes.

DP