5 de enero de 2014 / 06:44 a.m.

Shayne Graham, contratado por los Saints apenas hace dos semanas, conectó gol de campo de 32 yardas en la última jugada del partido del sábado para dar a Nueva Orleáns su primera victoria de playoffs como visitante, 26-24 sobre los Eagles de Filadelfia.

Drew Brees lanzó un touchdown, Mark Ingram acarreó 97 yardas y otra anotación, y la defensiva de los Saints frenó lo suficiente a una acelerada ofensiva de Chip Kelly.

"Sólo fue cuestión de creer los unos en los otros, ignorando lo que todos los demás tenían que decir", dijo Brees, que conectó 20 de 30 pases para 250 yardas y sufrió dos intercepciones en la primera mitad.

Nueva Orleáns llegó al partido con foja de 0-5 en encuentros de postemporada fuera de casa desde que se integraron a la liga en 1967.

El cuarto gol de campo de Graham del encuentro envío a los Saints (12-5) a Seattle para el duelo divisional del próximo sábado en contra del mejor equipo de la Conferencia Nacional. Los Seahawks humillaron a los Saints 34-7 durante la campaña regular.

"Es ruidoso, es la locura, algo muy bueno les sucede allá", comentó Brees respecto a su próximo desafío en Seattle. "Obviamente ellos sólo han perdido un juego allá en los últimos dos años. El hecho de que hayamos estado ahí hace menos de un mes pienso que nos favorece al saber qué esperar y cómo prepararnos para ello. Pero vamos a necesitar nuestro mejor nivel de juego, eso es seguro".

Sin embargo, en el partido del sábado mostraron un juego ofensivo muy por debajo de su mejor nivel. Pero Graham, contratado por los Saints hace apenas dos semanas como reemplazo de Garrett Hartley, también conectó goles de campo de 36, 46 y 35 yardas.

"Sabíamos de qué estamos hechos", dijo Darren Sproles, de los Saints. "Esto fue un gran testimonio de eso. Jugando fuera de casa, en un ambiente hostil, ante un gran equipo, uno de los equipos más encendidos de la liga y sacamos una de esas victorias importantes".

Filadelfia terminó con marca de 10-7 en la primera campaña de Kelly como entrenador en jefe del equipo. Kelly los llevó de ser el peor al mejor de la División Este de la Nacional, pero sólo registraron marca de 4-5 como locales.