15 de abril de 2014 / 06:49 p.m.

Visiblemente molesto, Jonathan Orozco abandonó la práctica de Rayados al filo de las 10:30 de la mañana porque tuvo que dirigirse a la clínica de Femsa para realizarse un estudio de imagen luego de la lesión que sufrió el sábado en Chiapas.

El portero de Rayados presenta una contractura en el aductor del muslo izquierdo. La parte médica del club informó que será hasta este miércoles cuando se conozca el resultado de dicho examen y por ende si estará o no en condiciones de participar este sábado cuando Monterrey reciba a Veracruz en el estadio Tecnológico.

Contrario a otras ocasiones con público en El Barrial, esta vez Orozco no detuvo su auto en la entrada de las instalaciones donde unos 50 aficionados esperaban ser atendidos por el guardameta. Claramente, Orozco llevaba prisa.

JAIME GARZA