JOSÉ MANUEL VILLALVA
27 de noviembre de 2014 / 07:11 p.m.

El quarterback de los Eagles de Philadelphia Mark Sanchez está de vuelta jugando en el Día de Acción de Gracias cuando enfrenten a los Vaqueros de Dallas.

La última vez que jugó en Thanksgiving fue una pesadilla. Hace dos años sus Jets de Nueva York fueron despedazados 49-19 por los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Por si no fuera poco ese día le sucedió la jugada que todos recuerdan de su era con los Jets: el Butt Fumble.

En esa jugada Sánchez chocó contra el trasero de su guardia ofensivo Brandon Moore causando un balón suelto que Steve Gregory recuperó y la devolvió para el touchdown.

Para Mark Sánchez, el 2012, fue la última campaña como titular de los Jets. En el 2013, Sánchez estuvo en la lista de lesionados y no vio el terreno de juego.

En la agencia libre pasada firmó con las Águilas de Filadelfia y el destino lo tiene de regreso en un partido de Día de Acción de Gracias contra Dallas donde tiene la oportunidad de cambiar su imagen y no ser recordado por el butt fumble.