22 de octubre de 2014 / 04:38 a.m.

Ante una pobre entrada en el Estadio Corona, los laguneros hicieron lo necesario y sin emplearse a fondo despacharon a un Rebaño Sagrado que lejos estuvo de hacerle daño a su rival y se despide dejando tristeza en sus aficionados, que en buena cantidad acudieron a presenciar este encuentro. 

El partido

Santos pasó apuros en los primeros cuatro minutos en los que Chivas presionó y puso balones peligrosos frente a la meta defendida por Julio González.

Pero Santos, en cuanto tuvo la primera oportunidad no desaprovechó, ya que Javier Abella se escapó por la banda derecha y mandó centro medido para Javier Orozco, quien cerró por el corazón del área y de ‘palomita’ se tendió para marcar el 1-0 a los 5 minutos.

Chivas reaccionó presionando a Santos desde la salida, lo cual permitió a los de casa salir con espacios pronunciados para el contragolpe.

Transcurría el minuto 14 cuando Djaniny realizó una gran jugada dentro del área rival, cuando no tuvo espacio para el disparo, cedió a un costado para el ‘Chuletas’, cuyo remate fue bloqueado, pero el balón quedó en los pies de Carlos Darwin y desde sector derecho puso un centro al área, donde apareció de nueva cuenta Javier Orozco y con la frente acertó el 2-0.

Poco después Chivas festejó un gol de De Nigris que el árbitro no dio por bueno por fuera de lugar e inmediatamente, al 18’, Edgar Solís tomó del brazo a Carlos Darwin y el árbitro sancionó con la pena máxima, siendo el encargado de cobrarla Juan Pablo Rodríguez y lo hizo acertadamente para el 3-0 al 19’.

Los laguneros estuvieron cerca del cuarto gol al 38’, tras un mal rechazo de la defensa dentro del área, donde Rentería se precipitó al rematar y el balón llegó directo a las manos de Luis Michel.

Guadalajara se ocupó más de no recibir otro que de acortar distancia en el marcador.

Sin embargo, sobre el 45’, los tapatíos se perdieron el gol cuando el guardameta Julio González rechazó a quemarropa el remate de Ángel Zaldívar.

Para la segunda mitad, los tapatíos saltaron a la cancha dispuestos a mostrar una cara diferente, al igual que en la primera mitad presionaron en los primeros minutos, pero luego se fueron desinflando y al no tener mucho qué ofrecer, el partido se cayó.

La inoperancia de Chivas y lo conservador del cuadro albiverde hizo escasear las oportunidades de gol. El ‘Chepo’ de la Torre, aunque ajustó en su línea media y ataque, no consiguió meterle presión al rival, era notable la ausencia de aquellos elementos de experiencia que no convocó para este encuentro.

Caixinha también refrescó su equipo, Escoboza entró a la cancha al igual que Mauro Cejas y tal parece que le sirvió para reaccionar y retomar las ganas de incrementar la ventaja.

Así, al 78’, Alonso Escoboza por el centro rebasó el medio campo y filtró el balón entre dos defensas y encontró la velocidad de Djaniny Tavares, que con una larga zancada se quitó al arquero y con la zurda definió para el 4-0.

Alberto García buscó el descuento para Chivas al 44’, con un disparo que finalmente controló el guardameta lagunero.

Carlos Hernández Castrejón