4 de enero de 2014 / 05:54 a.m.

Toño Rodríguez es un portero a la altura de las exigencias de Chivas. El canterano se lució en el debut liguero. José Luis Real no se equivocó en jugársela con él, cuando se determinó no pagar por Chuy Corona.

Rodríguez tuvo cuatro jugadas de peligro en el área, contuvo a raya a la delantera alviverde. Los secó, no los dejó hacer nada. El gol fue un mal despeje de su compañero Israel Castro. El arco tiene dueño y se lució en Torreón. El Rebaño mostró mejorías, pero el silbante los acuchilló en la primera jugada del segundo tiempo cuando Fierro estaba por fusilar a Oswaldo.Santos 1, Chivas 1. La casa está en orden.

Mejor no podía empezar el año para Chivas. Al minuto dos el Rebaño ya lo ganaba en Torreón. La velocidad es el común denominador de los rojiblancos. Fierro está lejos del gol, pero vuela por la banda. Fierro está lejos del gol, pero de su pierna derecha nació la jugada de la anotación.

Fierro se fue de su marcador y mandó un centro al área, De Nigris no podía definir y se la dejó a Márquez Lugo, quien vio de frente a Omar Bravo y el mochiteco no perdonó y de pierna izquierda venció a Oswaldo Sánchez. Golazo que le daba un golpe de vestidor a los laguneros.

Pero Santos no bajó la guardia. Adelantó líneas y puso a cuatro jugadores con características ofensivas, Darwin Quintero, Chuletita Orozco, Oribe Peralta y Jesús Escoboza. La primera llamada de atención fue un pase filtrado de Osmar Mares que Chuy Escoboza definió a las manos de Toño Rodríguez.

El Santos seguía insistiendo y al 42 llegó la más clara del juego. Centro pasado de Quintero que Oribe remató de cabeza, el remate fue directo al ángulo y el rebote le quedó a Orozco quien la estampó en la humanidad del arquero rojiblanco, que ya era factor bajo los postes. Así se fue el primer lapso.

Para el complemento, en la primera jugada Carlos Eduardo Fierro se escapó y Alanís le cometió falta y siendo último hombre el silbante Óscar Macías sólo sacó una amarilla al ex jugador de Tecos, ante el berrinche de los elementos de Chivas, que sentían que el silbante los estaba perjudicando.

A los pocos minutos llegó el empate. Abella le ganó la espalda a Gerardo Rodríguez y mandó un centro venenoso que Israel Castro conectó hasta el fondo del arco. Autogol del refuerzo de Chivas que ponía al Rebaño contra las cuerdas.

Chivas tenía la mente puesta en el gol de la diferencia y la más clara fue de De Nigris quien de cabeza mandó el balón por un lado. Pero la noche no era de calma. El Rebaño se salvó en dos ocasiones gracias a las manos del portero Rodríguez. Toño se agradó. Primero ante un remate de Peralta que mandó a tiro de esquina y también respondió a un tiro potente de Carlos Darwin Quintero. La figura era el portero rojiblanco.

Al final Oswaldo Alanís dejó a su equipo con un hombre menos, al hacerle una llave digna de Rey Misterio a Omar Bravo, pero el Rebaño no logró meterse hasta el área santista. Empate con sabor a derrota. Cuando el chiverío lo ganaba el silbante le perdonó la roja a Alanís y los jugadores de Chivas se perdieron en reclamos y de ahí se derivó el gol del empate.

EL DATO

300 PARTIDOSHa disputado Omar Bravo con la camiseta rojiblanca

JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ