15 de abril de 2014 / 03:08 p.m.

El técnico de la selección brasileña de fútbol, Luiz Felipe Scolari, afirmó hoy que ni Jesucristo conseguiría unanimidad en la convocatoria final del equipo que disputará el Mundial del 2014 y dejó abierta la posibilidad para el llamado de jugadores como Miranda y Philippe Coutinho.

"No quiero que sea una decisión unánime. ¿Unanimidad entre 23 escogidos? Ni Jesucristo haría eso. Es un milagro que ni él conseguiría", afirmó Scolari durante un evento en Sao Paulo en referencia a la convocatoria definitiva que anunciará el 7 de mayo.

Al ser indagado por el zaguero Miranda, del Atlético de Madrid, y el centrocampista Philippe Coutinho, del Liverpool inglés, ambos de destacado desempeño en Europa, Scolari fue enfático al señalar que "cualquier jugador brasileño tiene posibilidad de ser convocado".

"Juca, Pedro, Paulo, cualquiera. Inclusive quien no fue convocado. Todos están siendo observados. Las dudas son para que la prensa pueda seguir discutiendo, pero nosotros ya tenemos nuestro equipo definido", ironizó el entrenador,

Miranda sólo fue convocado para el amistoso contra Inglaterra el 6 de febrero de 2013 en Wembley, en el primer partido del retorno de Scolari a la selección, mientras que Coutinho nunca fue llamado por el entrenador.

Scolari descartó estar preocupado por las lesiones del atacante Fred y por las críticas al portero Julio César, quien rechazó ofertas de equipos brasileños para defender al Toronto canadiense, que disputa la liga de Estados Unidos, considerada por algún sector de la prensa brasileña como un torneo de bajo nivel.

"He visto con tranquilidad a los dos: Fred está volviendo después de la lesión y está jugando y Julio César también está jugando, independiente del lugar o de que la liga sea más fuerte o no. Eso no importa, pues el área de meta es el igual, los penaltis y los disparos también. Lo que necesito es que esté jugando", apuntó.

Brasil integra el grupo A del Mundial junto a las selecciones de México, Camerún y Croacia, esta última con la que disputará el partido inaugural el próximo 12 de junio en el estadio Arena Corinthians, de Sao Paulo.

AGENCIAS