2 de febrero de 2014 / 11:57 p.m.

Los Seahawks arrancaron a toda máquina. A Peyton Manning, en cambio, nada le salía bien.

Con dos pases interceptados y un safety que hizo historia como la anotación más madrugadora en la historia del Super Bowl, Seattle se encaminaba el domingo a su primer campeonato de la NFL con una amplia ventaja 36-8 sobre los Broncos de Denver tras los tres primeros cuartos.

Luego de abrir el partido con un safety, Seattle puso en marcha el segundo tiempo con un touchdown cuando Percy Harvin devolvió 87 yardas la patada de inicio. Ambas jugadas fueron tras 12 segundos.

Russell Wilson añadió un pase de touchdown de 23 yardas a Jermaine Kearse para acentuar la paliza en el estadio MetLife y fijar el déficit más amplio de Denver en toda la temporada.

Denver logró evitar ser el primer equipo en la historia del Super Bowl en quedarse sin anotar cuando Manning conectó un pase con Demaryius Thomas para 14 yardas.

Para Manning, sin embargo, fue una noche para el olvido. Al día siguiente de ser consagrado por quinta vez como el jugador más valioso de la liga, el quarterback que batió los récords de yardas y pases de touchdowns estuvo desdibujado.

El segundo de sus pases interceptados, cerca del final del primer tiempo, dejó a los Broncos frente a la misión de lograr la remontada más grande en 48 ediciones del Super Bowl.

Malcolm Smith se llevó el balón y avanzó 69 yardas con 3:21 por jugar del suplemento. En un desigual y sorpresivo marcador, los Seahawks dominaban a placer el partido.

En tercera oportunidad y 13 en la yarda 35 de Seattle, Cliff Avril impactó el brazo de Manning al intentar un pase hacia Knowshon Moreno. El ovoide quedó flotando hasta que llegó a las manos de Smith, quien se escape por la banda izquierda y se enfiló a la zona de anotación para facturar la cuarta devolución de touchdown más larga en la historia del Super Bowl.

Seattle se puso 15-0 al frente cuando Marshawn Lynch anotó un touchdown con un acarreo de una yarda cuando habían transcurrido tres minutos en el segundo cuarto, culminando una ofensiva tras el primer pase interceptado a Manning. Kam Chancellor fue quien se quedó con el balón, luego que el disparo de Manning hacia Julius Thomas fue demasiado alto.

Para Manning y los Broncos, el partido arrancó con el pie izquierdo de entrada: la primera jugada en formación fue un safety.

En cosa de 12 segundos, los Seahawks se adelantaron tras un despiste entre el centro Manny Ramírez y Manning.

La entrega del balón por parte del centro Ramírez tomó desprevenido al mariscal de campo de los Broncos que apenas se acercaba a la línea ofensiva y no tenías las manos listas para recibir. El balón fue recuperado por el running back Moreno en la zona de anotación para un safety.

Fue la anotación más rápida en la historia del Super Bowl, superando por dos segundos una devolución de despeje de Devin Hester para un touchdown en 2007.

Seattle se adelantó 5-0 en la siguiente posesión tras un gol de campo de 31 yardas de Steven Hauschka, luego de un castigo por una salida en falso dentro de una ofensiva en la que se destacó un avance de 30 yardas del wide receiver Percy Harvi, quien se perdió casi toda la temporada por lesiones.

Luego que Manning y los Broncos (15-3) tuvieron una posesión en la que no pudieron conseguir el primer down, Russell Wilson orquestó una ofensiva de 13 jugadas, coronada por otro gol de campo de Hauschka, esta vez de 33 yardas, que puso el marcador 8-0 con 2:16 por jugar en el primer cuarto.

El primer Super Bowl al aire libre con clima frío en el norte de Estados Unidos se disputó con temperaturas inusualmente tibias: 9 grados Celsius (49 F) al momento de la patada inicial en el estadio MetLife.

AP