26 de enero de 2014 / 07:49 p.m.

Stanislas Wawrinka, campeón del Abierto de Australia, porta un tatuaje en su brazo izquierdo, que se dice, fue la motivación para seguir hasta el final y coronarse en el Abierto de Australia.

 

El suizo se grabó en su piel 14 palabras que forman una frase del dramaturgo irlandés Samuel Beckett y dice lo siguiente:

 "Siempre intentaste. Siempre fallaste. No importa. Intenta otra vez. Falla de nuevo. Falla mejor (Ever tried. Ever failed. No matter. Try Again. Fail again. Fail better. Read more)".