Redacción 
8 de mayo de 2013 / 04:27 p.m.

Amanda Berry, desaparecida en 2003, Gina DeJesus, en 2004, y Michelle Knight, en 2002, fueron encontradas el lunes pasado después de que la primera de ellas llamara a la policía para pedir ayuda mientras su secuestrador había salido de la casa en una vivienda de Cleveland, Ohio, cuyo propietario fue arrestado. 

 Éstos son algunos de los casos de secuestros más sonados en el mundo. 

 

Natascha Kampusch, una estudiante de Austria que desapareció a la edad de 10 años, se convirtió en una celebridad en los medios de comunicación cuando la encontraron ocho años más tarde, en agosto del 2006.

 

 

 

Jaycee Lee Dugard fue secuestrada durante 18 años por el matrimonio formado por Philip y Nancy Garrido, sentenciados a 431 y 36 años de cárcel, respectivamente.

Ambos se proclamaron culpables de los cargos formulados en su contra, entre ellos los de violación, actos lascivos y secuestro con fines sexuales.

Elizabeth Fritzi fue mantenida en cautiverio por su padre en un sótano de su casa durante 24 años.

El padre abusó sexualmente de ella desde que tenía 11 años y durante su cautiverio,  dio a luz a siete hijos e incluso tuvo una pareja de gemelos, uno de los cuales murió después de nacer y fue incinerado por el abuelo-padre.

La madre de Elizabeth, dijo no saber nada de dónde se encontraba su hija, creyó que había desapareció voluntariamente según cartas que se encontraron presuntamente de ella.

 

Shannon Matthews despareció a los 9 años de edad cuando estaba jugando a las afueras de su casa en Dewsbury, West Yorks. Su búsqueda provocó un gasto de 3 millones en investigación policial y atrajo amplia cobertura de los medios.

Un mes después se informó que Matthews fue encontrada viva en la casa de un pariente lejano, posteriormente, se supo que fue la madre de la menor quien planeó el secuestro para cobrar una recompensa que ofrecía un periódico.

La policía indicó que Shannon fue drogada y probablemente mantenida prisionera en un área restringida mientras que su madre Karen y Michael Donovan, el tío del que entonces era novio, conspiraban para reclamar una recompensa de 72, 650 dólares.

 

 

Danielle Cramer, una joven de 15 años de edad que desapareció en junio del 2006, fue encontrada por la policía un año después, encerrada en un armario secreto en West Hartford, Connecticut.

La policía cree que la joven no estuvo oculta en la habitación secreta todo el tiempo de su desaparición, pero basándose en su tez pálida, opinan que nunca salió.

 

 

 

Shawn Hornbeck, hoy de 15 años, había desaparecido en Estados Unidos en octubre del 2002, cuando salió a dar un paseo en bicicleta cerca de su casa. Desde entonces, vivió como el hijo de su secuestrador, Michael Devlin, de 41 años, administrador de una pizzería y que trabajaba de noche en una empresa funeraria.

Siete años más tarde, fue rescatado de vivir con su plagiario sin intentar escapar pese a que tenía la oportunidad, pues iba a la escuela, jugaba en la calle con sus compañeros y tenía conexión telefónica e Internet.

 

 

Fusako Sano fue secuestrado en 1990, cuando tenía 10 años de edad y estuvo en cautiverio durante nueve años y dos meses. La policía halló a la joven cuando la madre del secuestrador reportó a la policía que su hijo estaba actuando de forma extraña.

Nobuyuki Sato, su secuestrador, era un joven desempleado con problemas psicológicos que la recluyó en el segundo piso de la casa donde vivía con su madre.