13 de febrero de 2013 / 09:34 p.m.

Madrid • Los artistas mexicanos Iván Puig y Andrés Padilla presentan su proyecto "SEFT-1" en la 32 Feria Internacional de Arte Contemporáneo (Arco Madrid), con el que hacen viajar por ruinas contemporáneas en México a través de una nave exploradora.

En entrevista, los artistas hablaron de su obra, realizada entre 2006 y 2011 para explorar vías ferroviarias en desuso en su país, adentrarse en poblados a donde el ferrocarril llegaba antes de ser vendido a la iniciativa privada, y documentar sus resultados.

La Galería Arroniz, de la ciudad de México, presenta el proyecto en la sección Solo Projects de Arco Madrid 2013, con la presentación de fotografías, mapas, audiovisuales y objetos que forman parte de su investigación.

Recordaron que en 1995 el gobierno mexicano privatizó el transporte ferroviario de pasajeros, lo que dejó en el abandono a cientos de kilómetros de vías, y muchos pueblos y habitantes de los mismos, y de allí surgió la idea de reconocer esos lugares mediante "una sonda espacial".

En la investigación, añadieron, los dos artistas anduvieron las vías del ferrocarril en distintos estado del país y llegaron hasta puntos como el pequeño pueblo de Marte, en Coahuila, donde recogieron figuras, como si fueran objetos arqueológicos.

Padilla comentó que se quiso explorar los espacios en donde la idea de modernidad tuvo en algún tiempo al ferrocarril como icono, y se "construyó" una nave que recorriera lugares del país "para conocer el pasado, la historia, pero desde una estética de futuro, funcionando como máquina del tiempo".

Puig explicó que el proyecto utilizó la tecnología del vehículo (y la conexión a una página de Internet que mostraba el recorrido) como la relación social con medios técnicos, tal como algún tiempo el ferrocarril cambio las maneras de pensar.

Precisó que una de las cosas que les sorprendió fue "viajar en ruinas modernas, porque esas vías hasta hace poco era infraestructura útil, y eso nos llevó a preguntarnos por qué está así algo que aún puede ser funcional, que no ha llegado a la obsolescencia técnica".

Padilla recalcó que cada día en la nave espacial presentó problemas diferentes en el camino, desde atascamientos en zonas de difícil acceso, hasta las detenciones de policías y Ejército, y llegar a puentes que ya no tienen durmientes.

Los autores han presentado este proyecto en México, Ecuador y Estados Unidos, y tras su paso en Arco Madrid tienen la mirada puesta en Inglaterra, un país con fuerte infraestructura ferroviaria.

Gustavo Arroniz, titular de la galería que les promueve en esta feria en España, indicó que se seleccionó el proyecto por el perfil de "Solo Projects", que encaja con la idea de no ser una obra aislada sino algo más complejo y en este caso que refleja un viaje.

"Este proyecto ha tenido diferentes apoyos en México y el extranjero y cada vez que se presenta crece más, y tenerlo aquí no es sólo por venta sino porque invita al interés para su ampliación y promoción", abundó.

En ARCO Madrid, Arroniz presenta fotografía de la nave espacial en Metlac, Veracruz, donde hace más de 100 años se hizo una de las pinturas del ferrocarril más antiguas que se conservan; las imágenes de ciencia ficción en Marte, Coahuila, y los objetos recogidos allí.

Asimismo, la documentación en video de todo el proyecto y el libro donde se describe todo el recorrido, entrevistas a pobladores y el trabajo realizado en Internet a través de una conexión a una página electrónica.

NOTIMEX