6 de julio de 2014 / 06:34 p.m.

Sin importar el cansancio de las más de seis horas de viaje desde Brasil, y casi dos horas en el recorrido de la caravana desde el aeropuerto Eldorado hasta el Parque Simón Bolívar, los jugadores de la selección colombiana terminaron con baile la gran fiesta de bienvenida que les brindó la afición.

El mismo baile con el que celebraron los doce goles que marcaron en el Mundial de Brasil, sirvió para prender la fiesta ante los más de 120.000 aficionados que estuvieron listos para recibirlos y agradecerles su gran desempeño.

Jugadores como Pablo Armero, James Rodríguez, Camilo Zúñiga, Cristian Zapata y hasta David Ospina, unos con más 'sabor' que otros, deleitaron a la afición con el baile que llamó la atención en Brasil cada vez que Colombia marcaba un gol.

El equipo respondió así al agradecimiento que le prodigó Colombia desde las primeras horas del día a sus héroes, esos que les permitieron soñar e incluso pensar que podrían llegar un poco más allá de los cuartos de final.

"Estamos muy agradecidos, no nos esperábamos esto, hoy me siento muy orgulloso de esta gran familia, les queríamos dar más alegrías, pero igual muchas gracias a todos, Dios los bendiga", les dijo Ospina, portero del Niza francés.

Emocionado también se mostró el defensa del Nápoles Camilo Zúñiga, quien llorando agradeció a Dios y a todo el pueblo colombiano "por su apoyo".

Entre tanto el defensa del Atalanta Mario Yepes, expresó su satisfacción por la unidad de Colombia.

"Muchas gracias, estamos muy emocionados por este recibimiento, la verdad cada día nos damos cuenta de que unidos somos muchos más, pero aquí no termina este sueño, este sueño continúa en la Copa América de Chile 2015 y el Mundial de Rusia 2018, los quiero mucho Colombia", manifestó el capitán del equipo.

Cantar el himno nacional volvió a hacer hinchar el pecho de emoción a los miles de aficionados que no cesaron de aplaudir y de agradecer a la selección colombiana que escribió una nueva página en la historia mundialista del país, y que hizo llorar de emoción y de orgullo a más de 47 millones de habitantes.

La historia ya no hablará únicamente del 4-4 de Colombia frente a Rusia en el Mundial de Chile 1962, la clasificación a octavos de final de Italia'90 y la fase de grupos de Estados Unidos 1994 y de Francia 1998, sino que ahora registrará los cuartos de final en Brasil 2014, en donde quedó eliminada por el equipo local y pentacampeón del mundo, Brasil.

AGENCIAS