8 de octubre de 2014 / 11:28 p.m.

Ignacio Ambriz y su cuerpo técnico decidieron separar a ocho jugadores del primer equipo, luego de que no los notan con el nivel requerido. Adolfo Ríos, presidente deportivo del Querétaro, detalló la situación de Othoniel Arce, Dionicio Escalante, Kalú Gastelum, Sergio Santana, Amaury Escoto, Jorge Arturo Echavarría, Johnathan Bornstein y Mario Osuna.

"Es una medida deportiva que se ha tomado con algunos muchachos, buscando que incrementen su nivel futbolístico, es algo que el cuerpo técnico ha definido, no están separados de una manera definitiva, simplemente harán trabajos con la Sub 20 y con Segunda División, pero una vez que alcancen el nivel que Nacho y el cuerpo técnico requieren, podrán regresar".

Enseguida, agregó que, "esa situación implica que lleguen a tomar el ritmo que ellos necesitan para estar en el equipo y el compromiso que esto representa. Por supuesto, pero es una decisión que toma Nacho con su cuerpo técnico, por supuesto que avalamos cualquier decisión deportiva que nuestro entrenador tome".

Los Gallos Blancos han tenido un torneo de muchos altibajos, y aún así, se encuentran en la lucha por un boleto a la Liguilla. No obstante, Nacho Ambriz notó que el grupo ha bajado su rendimiento, y con el aval de la directiva, mandó a futbolistas ya mencionados a entrenar en las categorías menores, con la idea de que vuelvan a su mejor nivel.

"La intensión es seguir con el compromiso de calificar y los muchachos lo saben, ellos saben que algunos se han relajado en la cuestión futbolística y esa relajación ha impedido, en ocasiones, que el equipo crezca. Es cierto que tuvimos algunos partidos en los que merecimos más, pero no queremos que una situación de conformismo se tome como normal", dijo Ríos.

El directivo mencionó que "es una llamada de atención, pero deportivamente hablando. Ellos tendrán que hacer conciencia de la situación y la oportunidad, y lógicamente del compromiso. Hemos hablado con ellos, estamos muy cercanos a esta situación, pero la primera plática que han tenido es con el cuerpo técnico. Estamos en la intensión de que ellos tomen el compromiso que el club necesita de ellos".

Eso sí, el bolsillo de los jugadores no los tocarán, ya que es una medida meramente deportiva: "Ellos están con un sentimiento de revancha deportiva, saben que no están en una situación normal para ellos, porque están haciendo el trabajo con Sub 20 o Segunda División, pero es un compromiso para que ellos tomen el nivel por el cual fueron llamados para el primer equipo, y cuando ellos estén en el nivel, volverán".

MINELLI ATAYDE ZARCO