15 de marzo de 2014 / 12:41 a.m.

 

El 12 de junio el mundo se paralizara con el arranque de uno de los eventos deportivos con más expectativa a nivel mundial, El Mundial de Futbol, que se llevara acabo en Brasil.

 

De 25 minutos esta pensado que sera la fiesta previa al duelo con el cual dara inicio la Copa del Mundo, asi lo ha revelado el jefe de la empresa contratada por el comité organizador local (COL) .

 

Dicha ceremonia se realizara en la Arena Sao Paulo, donde posteriormente Brasil y Croacia disputarán el partido inaugural.

Esta pensado que la ceremonia conste de danzas típicas, "capoeira" y samba de Carnaval además el director ejecutivo de la empresa Team Spirit, Alan Cimerman, agregó que la ceremonia incluirá además coreografías con pelotas de fútbol y terminará con la presentación de las cantantes Jennifer López y Claudia Leitte y del rapero estadounidense Pitbull, quienes interpretarán la canción-tema del Mundial, "We Are One" (Somos uno solo).

 

El diario brasileno "Folha de Sao Paulo" publico el día de hoy que Cimerman reveló que la fiesta, que movilizará a cerca de 1.200 personas, fue ideada por la empresa del ex director artístico del Cirque du Soleil, el italiano Franco Dragone.

 

Se ha comentado que cerca del 60 por ciento de los participantes de la ceremonia son voluntarios de organizaciones no gubernamentales y escuelas de danza, circo y "capoeira", con edades entre 20 y 30 años.

Cimerman admitió que los artistas no serán pagados, pero sostuvo que ese trabajo mejorará su capacidad técnica y les abrirá puertas en el futuro.

 

"Brasil tiene a muchos talentos, pero quizás todavía falta capacidad técnica", expresó el ejecutivo, quien afirmó que los voluntarios recibirán "seguro de salud, uniforme, comida, transporte y un certificado de participación que va a valer mucho".

 

La ceremonia no tendra discursos de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, ni del presidente de la FIFA, Joseph Blatter. "Vamos a hacer la ceremonia inaugural de manera tal que no haya discursos", reveló Blatter a la agencia dpa esta semana durante una entrevista en Berlín. La intención de la FIFA es evitar potenciales abucheos como los que Rousseff y Blatter  ya sufrieron en la inauguración de la Copa Confederaciones 2013.

CARLOS NELLI