10 de septiembre de 2014 / 05:57 p.m.

La colección de moda intima de Britney Spears y el desfile debut de la siempre "fashion" Serena Williams convirtieron la jornada de hoy en la Semana de la Moda de Nueva York en un ejemplo del instrusismo en el mundo de las pasarelas.

Con su sexto título del Abierto de Estados Unidos todavía caliente del pasado domingo, la tenista Serena Williams, que convierte cada cancha de tenis que pisa en una pasarela unipersonal en la que desplegar sus siempre llamativos "outfits", presentó su debut como diseñadora para la marca HSN.

En un gesto de buena perdedora, una de sus competidoras, Caroline Wozniacki, estuvo en la primera línea, junto con la directora de Vogue en Estados Unidos, Anna Wintour, quien pareció dar el beneplácito a la tenista en su diversificación curricular.

Por su parte, Britney Spears debutó como diseñadora. Como si fuera una sesión de fotos de Annie Lebovic para "Vanity Fair", la princesa del pop sentó a todas sus modelos en un escenario lleno de sillas, con diferentes poses para mostrar que su talento para el diseño de moda, centrado en la lencería.

AGENCIAS